(CNN Español) – La fiscalía venezolana imputó al dirigente nacional del partido político Voluntad Popular, Leopoldo López, por la presunta comisión del delito de malversación genérica simple cuando era alcalde de Chacao en 2002.

Según la denuncia, López no entregó un porcentaje de los fondos propios de la alcaldía, incurriendo en un desvío presupuestario.

López ha dicho que cumplió con la ley.

Es la segunda imputación que recibe López ya que en febrero, el líder opositor y su madre, Antonieta Mendoza de López, fueron citados a comparecer por presuntas irregularidades en dos donaciones efectuadas por la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) a la asociación civil Primero Justicia.

La madre del dirigente político, se desempeñaba como gerente de comunicaciones de PDVSA en 1998 cuando se dieron las donaciones.