Alerta en otra ciudad de Canadá por inundaciones
Canmore, al oeste de Calgary, ha sido una de las ciudades afectadas por el desbordamiento de ríos.

(CNN) - Aunque disminuyó el nivel de las aguas en algunas partes del sur de Alberta, otra ciudad evacuó a sus residentes y armó barricadas con sacos de arena, esperando el posible desbordamiento de un río.

La ciudad de Medicine Hat emitió una advertencia por el río Saskatchewan Sur, que las autoridades predicen que llegará a su punto máximo el lunes en la mañana y la inundación tendrá niveles récord. El ayuntamiento ordenó la colocación de sacos de arena.

Las autoridades les advirtieron a los residentes el domingo de la posibilidad de un cierre del puente central en la ciudad, el puente Trans-Canada Highway, los que podría partir la ciudad en dos.

Cerca de 10.000 personas han sido evacuadas en Medicine Hat, y casi todos han cumplido con las órdenes de evacuación, dijo el domingo el alcalde de la ciudad, Norm Boucher. La funcionaria Brandy Calvert dijo que las autoridades esperan que la inundación supere a la de 1995, la más grande registrada.

“No queremos anticipar lo peor, pero vamos a estar preparados para lo peor”, dijo Alison Redford, jefe del gobierno de Alberta. “Sabemos que, por lo que hemos visto en otras partes, esto es más excepcional de lo que hemos visto jamás en Alberta, así que estamos presumiendo que esa es probablemente la circunstancia a la que también nos enfrentamos en Medicine Hat”.

Las grandes inundaciones que han ahogado pueblos y amenazado a las comunidades del sur de Alberta han matado al menos a tres personas, dijeron las autoridades. Las víctimas fueron halladas en el río Highwood, a 64 kilómetros al sur de Calgary, dijo la policía.

En Calgary, el agua aún cubría la ciudad días después del desbordamiento de los ríos Bow y Elbow. Bruce Burrell, director de la Agencia de Manejo de Emergencias de Calgary, dijo que podría haber corte en la electricidad en el centro de la ciudad durante días o semanas.

“La ciudad de Calgary recibió un golpe fuerte, pero somos una ciudad resistente”, dijo Burrell en una conferencia de prensa el domingo. “Queremos recuperarnos tan pronto como sea posible, queremos que la gente esté en sus casas y negocios tan pronto como sea posible, queremos restaurar a la ciudad tan pronto como sea posible”.

La ciudad estaba bajo estado de emergencia el sábado, pero el alcalde Naheed Nenshidijo que el flujo del agua está disminuyendo y algunas personas podrían empezar a regresar a sus hogares.

AnneClaire Stapleton contribuyó a este reporte.