¿Por qué sobrevivió la mayoría de pasajeros del vuelo 214 de Asiana Airlines?
7 julio 2013
02:34 PM ET

¿Por qué sobrevivió la mayoría de pasajeros del vuelo 214 de Asiana Airlines?

Por Richard Quest, CNN

(CNN) – La atención del accidente del vuelo 214 de Asiana Airlines ahora se concentra en dos temas.

Primero: ¿por qué ocurrió? Las autoridades empezarán a revisar los sistemas de aterrizaje, el planeo, las condiciones del Boeing 777, la forma en que el piloto voló la aeronave y otros aspectos claves.

Segundo, las autoridades estarán observando el entrenamiento y los procedimientos de emergencia a bordo para que los pasajeros se bajen tan rápido como puedan.

Videos de los pasajeros después del accidentado aterrizaje muestran las rampas desplegándose y las personas evacuando antes de que la aeronave se incendiara.

Asiana ha confirmado que había 291 pasajeros más 16 tripulantes a bordo del vuelo OZ214. Al ver las imágenes del avión y de las llamas y el humo tras el accidente, algunos pueden estar sorprendidos de que las cifras de muertos sean tan bajas considerando que había más de 300 personas en la aeronave.

Esto recuerda mucho a un incidente en Toronto en 2005, cuando un avión de Air France se estrelló. Aunque hubo un gran fuego en el accidente, los 309 pasajeros y tripulantes del Airbus A340 pudieron salir con vida.

Sin ignorar los muertos del incidente en San Francisco, lo que este hecho muestra es que se puede sobrevivir a choques de aviación si hay un buen entrenamiento de parte de la tripulación y hay conciencia entre los pasajeros sobre qué hacer cuando hay una emergencia.

Y lo clave: saber dónde está tu salida de emergencia más próxima, saber que hay que dejar las pertenencias y salir rápidamente y de forma ordenada del avión porque esa la forma en que están diseñados los aviones.

El avión B777 está construido para que todo el mundo pueda bajarse del avión en 90 segundos incluso si la mitad de las puertas no funcionan.

Y eso es así porque, como puede verse en el incidente de Asiana, un lado de la aeronave puede quedar mucho más averiado que el otro —en el 214 de un lado fue la zona del fuego— así que no se querría abrir las puertas por ese lado.

Es importante destacar que existe la responsabilidad de los pasajeros de saber en dónde están las salidas de emergencia, de no tomar sus pertenencias y de atender y seguir las instrucciones de la tripulación.

Si miras la siguiente imagen (tomada por uno de los pasajeros) puedes ver varios pasajeros con sus maletines y a un pasajero con su equipaje de mano. Tomar el equipaje de mano no ayuda a una evacuación rápida y observaciones como ésta forman parte de una investigación de seguridad exhaustiva.

Si hay algo que todos podemos concluir de un incidente trágico como éste, es que no se deben ignorar las recomendaciones de seguridad al inicio de cada vuelo. Cuando yo viajo, siempre me fijo en dónde está la salida de emergencia más próxima.

Esas recomendaciones existen por una razón. Hemos visto que en años recientes varias aerolíneas, como Air New Zealand, han agregado entretenimiento a los videos de seguridad, en parte para intentar asegurarse de que de hecho los pasajeros los vean.

Un incidente como el de Asiana debería reforzar el valor de estar alertas en cuanto a la seguridad y los procedimientos de emergencia.

La mayoría de aviones que se vuelan hoy en día están diseñados para que los pasajeros puedan salir de ellos en 90 segundos durante una emergencia. Eso es lo que hemos visto en este caso en San Francisco. Y aunque el entrenamiento del equipo de la tripulación es vital, también los son las acciones de los pasajeros.

Andrew Demaria contribuyó a este reporte.


Secciones: Accidentes • Aviación • Estados Unidos