Boy Scouts de EE.UU. excluyen a niños con sobrepeso de un campamento

Por Elizabeth Landau, CNN

(CNN) — ¡Subir montañas! ¡Lanzarse por una tirolesa o canopy! ¡Escalar! Unos 30.000 miembros de los Boy Scouts de Estados Unidos y 7.000 adultos participan en el Jamboree (reunión) Nacional de Scouts en Virginia y todos ellos cumplen con un requisito de masa corporal.

Los Boy Scouts de Estados Unidos decretaron que ningún adulto o niño con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 40 o más podía ser aceptado en la reunión anual de scouts, que se lleva a cabo del 15 al 24 de julio. Una norma que no es nueva y se aplicó en la reunión del año pasado, dijo Deron Smith, director de relaciones públicas del grupo.

“Esta política no tiene la intención de excluir a nadie en absoluto, y es solo para asegurarse de que estén seguros”, dijo Smith. “Ofrecemos miles de experiencias de campamentos de verano que no tienen este requisito”.

La iniciativa de vida saludable de los Boy Scouts inspiró a niños y adultos a perder peso, dijo Smith. La asociación alienta a las personas a que vivan un estilo de vida saludable.

Pero no todos lo ven así.

La NAAFA, una asociación estadounidense para el control del sobrepeso, se pronunció en contra de la política sobre el índice de masa corporal de los Boy Scouts y “cree que esta decisión promueve prejuicios y actitudes negativas y fomenta la discriminación en contra de los niños con una mayor talla corporal”.

La organización demandó en un comunicado que los Boy Scouts “reconsideren sus prácticas discriminatorias y acepten a los asistentes al campamento SIN basarse en su estado físico, SIN basarse en su talla corporal, y basándose en su estatus activo como boy scout”.

La mayoría de los que no pudieron cumplir el requisito de peso decidieron no solicitar su asistencia, dijo Smith. La organización desconoce el número de niños afectados. Los Boy Scouts no recibieron ninguna reacción de los padres sobre el tema, comentó.

En el caso de los participantes interesados que tienen un índice de masa corporal ligeramente inferior a 40, pero aún así tienen obesidad, también hay requisitos especiales para la reunión, según el sitio web de los Boy Scouts.

El personal médico de la reunión necesita un historial médico, datos de salud y una recomendación de un profesional de la salud para los niños con un índice de entre 32 y 39,9, que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos consideran que están dentro del rango de “obesidad”.

Incluso si el profesional de salud dice que no hay muchas contraindicaciones para participar, eso no significa necesariamente que una persona en este rango pueda participar en todo el programa, de acuerdo con el sitio web de los Boy Scouts.

Las personas con un IMC de 31,9 o menos también necesitan una recomendación, pero no reciben el escrutinio adicional.

La doctora Jennifer Shu, una pediatra en Atlanta y experta de Living Well de CNN, considera algo discriminatorias las restricciones sobre niños con un IMC de más de 40.

“Cualquier organización puede crear sus propias reglas, pero como pediatra creo que deberíamos promover la actividad física para todos, ser lo más inclusivos posible, y solo excluir de las actividades si hay una amenaza física para su salud”, comentó.

Por otro lado, señaló que en algunos programas de verano hay actividades físicas que involucran a equipos que tiene un límite de peso o tamaño por razones de seguridad. Eso debería ser un factor restrictivo para aquellas actividades en particular, dijo, debido al peligro para un participante que no cumpla con los requisitos.

El IMC no es un indicador perfecto de salud y bienestar físico: un IMC de 40 significa que el peso de la persona es mucho más alto que el peso promedio para su estatura. El tono muscular puede elevar el IMC, así que algunas personas en forma tienen IMC superiores al normal.