600 latigazos y 7 años en prisión para bloguero que insultó el Islam
31 julio 2013
12:25 PM ET

600 latigazos y 7 años en prisión para bloguero que insultó el Islam

Por Mohammed Jamjoom y Ed Payne

(CNN) — Una corte de Arabia Saudita sentenció a un activista a siete años de prisión y a 600 latigazos por violar la ley contra el crimen cibernético de la nación, reportó este miércoles Human Rights Watch.

Una corte criminal de Jeddah encontró a Raif Badawi, que ha estado en prisión desde junio de 2012, culpable de insultar al islam a través de su sitio de internet y en comentarios en televisión.

“Esta muy dura sentencia para un bloguero pacífico hace una burla a las pretensiones de Arabia Saudita de que apoya la reforma y el diálogo religioso”, afirmó Nadim Houry, el subdirector para el Medio Oriente de la organización Human Rights Watch. “Un hombre que quería discutir la religión ya ha estado encerrado por un año y ahora enfrenta 600 latigazos y siete años de prisión”, comentó.

Su abogado, Waleed Abu al-Khair, dijo a la organización civil que el juez leyó su veredicto el pasado lunes. La corte aún debe de enviarle una notificación por escrito para antes del próximo 6 de agosto y tiene un plazo de 30 días para apelar.

Ensaf Haidar, la esposa de Badawi, se dijo devastada por la noticia.

“No sé qué hacer, Raif no hizo nada malo”, afirmó.

La mujer y sus tres niños ahora viven en Líbano. Distanciada de su familia, Haidar dice que sería imposible ahora regresar con sus hijos a Arabia Saudita. El estigma es demasiado fuerte ahí.

“Te sientes como si todos te acusaran”, dijo casi llorando durante una entrevista en abril pasado. “Como si todos estuvieran contra ti”, dijo.

CNN ha intentado varias veces contactar al gobierno de Arabia Saudita para que comente sobre el caso, pero no ha obtenido respuesta.

Cinco años de problemas legales

Los problemas legales de Badawi comenzaron poco después de que abrió el sitio Free Saudi Liberals, en 2008. Las autoridades lo detuvieron por un día y lo interrogaron sobre el sitio. Algunos clérigos inclusive lo catalogaron de no ser un creyente.

El año pasado, luego de que fue detenido nuevamente, Human Rights Watch emitió un comunicado donde urgió a las autoridades sauditas a liberar a Badawi.

“Las autoridades sauditas deben de retirar los cargos y liberar al editor de Free Saudi Liberals por violar su derecho a la libre expresión en asuntos de religión”, pidió la organización.

Grupos de derechos humanos han acusado a las autoridades sauditas de actuar contra activistas utilizando el sistema judicial y prohibiéndoles viajar. Dos de los más prominentes defensores de las reformas del país, Mohammed Al-Qahtani y Abdullah Al-Hamid, fueron sentenciados en marzo pasado a 10 años de prisión cada uno.

Amnistía Internacional afirmó que el juicio es “solo uno de una preocupante serie de casos judiciales destinados a silenciar a los activistas de los derechos humanos en el reino”.

Al preguntársele en enero pasado sobre las acusaciones de que Arabia Saudita está reprimiendo a disidentes, el general Mansour al-Turki, vocero del ministerio del Interior, dijo a CNN que el área de responsabilidad del ministerio es solo la seguridad.

"Lo que entiendo es que esos casos están siendo vistos por las cortes ahora. Nadie comentará en casos que están siendo examinados por las cortes", dijo.


Secciones: Arabia Saudita • Cultura • Mundo