(CNN) - Aunque un poco relegados hoy por la conversación en Twitter, los taxis han sido siempre un lugar para discutir la actualidad política. A favor o en contra, todos hemos compartido nuestra visión de las cosas con el señor conductor.

Valiéndose de esta realidad, el primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, se hizo pasar por un taxista por las calles de la capital Oslo en junio pasado.

“Como Primer Ministro, es importante escuchar la opinión de la gente”, dijo Stoltenberg. “Y en los taxis, la gente dice lo que piensa”, agregó.

Las cámaras registraron las divertidas reacciones de los pasajeros y algunos aprovecharon para hacerle llegar sus reclamos al mandatario.

El video forma parte de la campaña de Stoltenberg de cara a las elecciones generales del próximo mes.