La oposición siria denuncia cientos de muertes por ataques químicos en Damasco

(CNN) - Grupos de la oposición siria afirman que cientos de personas murieron este miércoles cuando el gobierno utilizó armas químicas en los bastiones rebeldes del campamento de Damasco.

Videos publicados en Internet por activistas de la oposición muestran cuerpos sin vida, en su mayoría sin signos visibles de lesiones. Muchos de los heridos parecían estar convulsionando.

CNN no ha podido verificar todavía dónde o cuándo se grabaron los videos.

El gobierno de Bashar al-Assad rechazó las acusaciones, calificándolas de "totalmente infundadas".

Un alto funcionario del gobierno de EE.UU. dijo que Estados Unidos no tiene confirmación oficial de que se utilizaron armas químicas en los últimos ataques en Siria.

"De ser cierto, sería una prueba más de la brutalidad desmedida de un hombre desesperado y un régimen desesperado", dijo el funcionario, refiriéndose al gobierno de al-Assad.

Las acusaciones salen a la luz mientras un grupo de la ONU está en el país para determinar si alguno de los bandos de la sangrienta guerra civil está utilizando agentes químicos.

"Estamos al tanto de los informes, y estamos tratando de averiguar más", dijo el portavoz de la ONU Martin Nesirky sobre las acusaciones.

Las explosiones tuvieron lugar al este y oeste de Ghouta, bastiones rebeldes que el régimen, desde hace más de un año, ha estado tratando de recuperar desesperadamente. El Ejército sirio quiere impedir que los rebeldes lleguen a la capital.

"Los inspectores no vendrán", dijo un residente que no quiso revelar su nombre. "Si quisieran venir, ya habrían llegado hace mucho tiempo”, dijo.

"El régimen de al Asad determinó a dónde irían los inspectores y no los dejará ir allí. Ya existe un cerco alrededor de Ghouta oriental".

El doctor Abu Said, de un hospital en un campamento en Sakba, al este de Damasco, dijo que los heridos comenzaron a llegar poco tiempo después de la oración antes del amanecer. De las 200 personas que llegaron, 40 murieron.

Los Comités de Coordinación Local de la oposición de Siria han contado cerca de 650 personas asesinadas por los gases venenosos.

Los síntomas, dijo, incluyen pérdida del conocimiento, la formación de espuma en la nariz y la boca, pupilas dilatadas, ritmo cardíaco rápido y dificultad para respirar.

Los muertos registrados, perdieron la vida por asfixia, dijo.

Al negar el uso de armas químicas, un portavoz del gobierno dijo que los informes eran un "intento de desviar la atención de la comisión de investigación de armas químicas de la ONU ", informó la agencia estatal SANA.

Siria ha estado en una guerra civil desde hace más de dos años, durante la cual más de 100,000 personas han muerto y millones han sido desplazados o se han convertido en refugiados en otros países, según reportes de la ONU.

En medio de la lucha, ha habido numerosas denuncias de que se han usado armas químicas.

"Un régimen desesperado", dice EU

Un alto funcionario del gobierno de Estados Unidos dijo que su gobierno no tiene armas confirmación oficial de que se utilizaron armas químicas en los últimos ataques en Siria.

"De ser cierto, sería una prueba más de la brutalidad desmedida por un hombre desesperado y un régimen desesperado", dijo el funcionario, refiriéndose al gobierno del presidente sirio Bashar al Assad.

En junio, la Casa Blanca dijo que las fuerzas del presidente sirio, Bachar al Asad habían cruzado una "línea roja" por el uso de armas químicas contra las fuerzas rebeldes, incluido el agente nervioso sarín. Esto hizo que el gobierno de EU comenzara a ofrecer apoyo militar a los combatientes de la oposición, a pesar de negarlo en un principio.

El gobierno de Siria, por su parte, también ha afirmado que los combatientes rebeldes han utilizado armas químicas. Eso incluye un incidente en marzo, en Khan al Asal, provincia norteña de Aleppo, según medios estatales.

Funcionarios de la oposición han dicho que los rebeldes no tienen acceso a las armas químicas y a los misiles necesarios para utilizarlas. Otros líderes rebeldes dijeron que las tropas sirias dispararon cohetes "químicos" a los civiles y las fuerzas de la oposición.

El gobierno se ha comprometido a acuerdos "esenciales para la cooperación y garantizar la buena marcha, seguridad y un eficiente desarrollo de la misión", dijo la oficina del secretario general de la semana pasada. El caso de Khan al Asal será uno de los tres incidentes que los inspectores de la ONU examinará, dijo un funcionario de la ONU a finales de julio.

Saad Abedine y Mohamed Aly contribuyeron con este reporte.