Obama: Habrá decisiones clave sobre Siria
23 agosto 2013
11:08 AM ET

Obama: Habrá decisiones clave sobre Siria

Por Alan Silverleib

(CNN) — Se acerca el tiempo para que Estados Unidos dé una respuesta potencialmente definitiva a las supuestas atrocidades del gobierno sirio y a la violenta represión militar en Egipto, dijo el presidente Barack Obama, en una entrevista exclusiva transmitida el viernes en el programa New Day, de CNN.

Estados Unidos sigue siendo “una nación indispensable” en un volátil Medio Oriente y más allá, dijo Obama al presentador Chris Cuomo.

“Tenemos que pensar estratégicamente qué es lo mejor para nuestro interés nacional a largo plazo”.

Cuestionado sobre si el gobierno de Estados Unidos está enfrentando “un marco de tiempo más abreviado” en decisiones clave en Egipto y Siria, Obama dio repetidamente la misma respuesta: sí.

El presidente conversó con Cuomo el jueves en la tarde para discutir una larga lista de asuntos domésticos y de política internacional. Entre ellos, el convulsionado ambiente en el exterior y las sensibles revelaciones de un programa de vigilancia ilegal por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés).

Cuestionado sobre si las denuncias de activistas que aseguran que el gobierno de Bachar al Asad usó armas químicas para atacar a más de 1,300 personas, Obama respondió que los funcionarios están “reuniendo información” y que por lo que ha visto es un asunto grave que preocupa a su gobierno. “Es muy molesto”, enfatizó.

Dijo que funcionarios estadounidenses están presionando “para impulsar una mejor acción” de las Naciones Unidas, y están llamando al gobierno sirio a permitir una investigación en el sitio del supuesto ataque en las afueras de Damasco.

“No esperamos cooperación (del gobierno sirio), dada su historia pasada”, afirmó Obama.

Enseguida siguió con una advertencia en el sentido de que el interés nacional de Estados Unidos está involucrado en la guerra civil de Siria, tanto en términos de asegurarse de que las armas de destrucción masiva no están proliferando, como en la necesidad de proteger a sus aliados en la región.

Ante las críticas de políticos locales en el sentido de que no ha actuado como lo exige la situación en Siria, Obama advirtió contra posibilidad de que ese país quede atascado en situaciones difíciles, y sea arrastrado a “intervenciones costosas y difíciles que generan más resentimiento en la región”.

Cuomo le recordó que ha pasado un año desde que dijo por primera vez que el uso de armas químicas en Siria significaría cruzar “una línea roja” y forzaría una fuerte respuesta de Estados Unidos.

Funcionarios de gobierno confirmaron en junio que en Siria se usaron agentes químicos en abril, lo que dio lugar a un repunte de la ayuda militar a los rebeldes que hizo poco por calmar a los críticos de la Casa Blanca.

“Si Estados Unidos va y ataca otro país sin el mandato de las Naciones Unidas y sin evidencia clara que pueda ser presentada, entonces habrá cuestionamientos en términos de si la ley internacional apoya esta decisión”, dijo Obama a Cuomo.

“¿Tenemos una coalición que lo haga funcionar?, preguntó. “Son consideraciones que tenemos que tomar en cuenta”.

Los costos de una acción militar “deben tomar eso en cuenta mientras se trata de trabajar en un marco internacional para hacer todo lo posible para ver a al Assad afuera”, concluyó Obama.

La crisis en Egipto

Cuomo cuestionó a Obama sobre la creciente presión del Congreso para recortar los 1,200 millones dólares que Estados Unidos da en ayuda militar al gobierno de Egipto, donde la represión de seguidores del depuesto presidente Mohamed Morsi ha provocado el asesinato de cerca de 900 personas.

El Pentágono ha cancelado ejercicios militares y ha retrasado la entregada de jets de combate, y revisa otros aspectos de ayuda militar y económica.

“La ayuda a Egipto por sí misma no da marcha atrás a lo que el gobierno hace”, dijo Obama. “Creo que la mayoría de los estadounidenses cree que tenemos que ser muy cuidados sobre ver este como complicidad con las acciones que creemos que van contra nuestros valores e ideales”, dijo.

Obama aseguró que su gobierno está “haciendo una evaluación completa de la relación Egipto-Estados Unidos”, y no que no hay duda de que no pueden hacer los mismos negocios en medio de lo que ha sucedido.

“Hubo un espacio luego de que Morsi fue depuesto en el que hicimos un trabajo intenso y diplomático para tratar de hacer que el Ejército tomará un camino de reconciliación”, añadió el presiente. Pero “no tomaron esa oportunidad”.

La vigilancia de la NSA

Cuestionado sobre las más recientes revelaciones en el sentido de que la NSA espió correos electrónicos de estadounidenses, Obama dijo que esto demuestra que “todos los salvaguardas, revisiones, auditorías y vigilancia funcionan”.

Obama dijo que confía en que nadie en la NSA “está tratando de abusar de este programa para ver los correos electrónicos de las personas”. Dijo que las personas tienen “preocupaciones legítimas”  sobre los rápidos cambios en la tecnología de vigilancia.

“No hay duda de que por todo el trabajo que se ha hecho para proteger la privacidad de los estadounidenses, las habilidades de la NSA preocupan a las personas”.

“Reconozco que vamos a tener que seguir mejorando las salvaguardas. Y mientras la tecnología avance, significa que podemos ser capaces de construir tecnologías que dan a las personas más garantías”, añadió.

The Washington Post informó que según un reporte interno de la NSA encontró 2,776 incidentes de “recolección no autorizada, almacenaje, acceso o distribución de comunicaciones legalmente protegidas” durante un periodo de 12 meses.

El diario recibió la auditoría del excontratista de la NSA Edward Snowden, quien desató la controversia sobre la vigilancia en Estados Unidos en junio pasado.

Temas:
Secciones: Barack Obama • Estados Unidos • Mundo • Siria • Ticker Político