El presidente de EE. UU., Barack Obama, habla durante la ceremonia Let Freedom Ring en los escalones del Lincoln Memorial el 28 de agosto de 2013 en Washingto
El presidente de EE. UU., Barack Obama, habla durante la ceremonia Let Freedom Ring en los escalones del Lincoln Memorial el 28 de agosto de 2013 en Washington, DC. El evento fue para conmemorar el 50 aniversario del discurso de Martin Luther King Jr. "Tengo un sueño" y la Marcha sobre Washington por el Empleo y la Libertad. Crédito: Foto por Alex Wong / Getty Images

(CNNMéxico) — La "Marcha sobre Washington", cuyo 50 aniversario se conmemora este miércoles en Estados Unidos, tuvo su punto culminante cuando el presidente Barack Obama pronunció un discurso en el mismo lugar donde hace medio siglo Martin Luther King lanzó su histórico "I have a dream" (Tengo un sueño).

Obama elogió a Luther King y otros líderes de los derechos civiles, diciendo: "porque se mantuvieron marchando, Estados Unidos cambió, porque marcharon, la ley de derechos civiles pasó, se firmó una ley de derechos de voto, y sí, la Casa Blanca cambió".

Luther King "ofreció un camino de salvación tanto a los oprimidos como a los opresores. Sus palabras pertenecen a la historia, son más potentes y proféticas que cualesquiera otras en nuestro tiempo", dijo Obama en la escalinata del Lincoln Memorial.

Obama habló sobre desde la escalinata del Lincoln Memorial, donde desde temprano comenzaron a llegar miles de personas para escuchar hablar al primer presidente negro de Estados Unidos, 50 años después de Luther King.

Obama advirtió a la gente no dejar que las victorias logradas por los derechos civiles en los últimos 50 años oscurezcan un segundo objetivo de la marcha de 1965: la oportunidad económica.

"Ellos estaban allí en busca de trabajo, así como de justicia", dijo Obama. "¿De qué le sirve a un hombre, preguntaría el Dr. King, el sentarse en una cafetería integrada y no poder comprarse una comida?".

"El arco del universo moral se puede doblar hacia la justicia, pero no doblarse por sí solo, se requiere vigilarlo”, dijo el presidente, que recordó que los salarios de las minorías se han erosionado en los últimos años, haciendo el sueño de King "aún más difícil de alcanzar."

Frente a la inmensa explanada, en el otro extremo de donde fue investido presidente, Obama recordó en su discurso que queda mucho trabajo por hacer por los derechos civiles en Estados Unidos.

Antes de Obama habló el expresidente Jimmy Carter, quien dijo que todos los presentes sabrían cómo reaccionaría Luther King a asuntos como el alto desempleo entre los afroamericanos y la cultura de las armas.

“Hay una enorme agenda delante de nosotros, y agradezco a Martin Luther King Jr. que ese sueño aun esté vivo”, dijo Carter.

También habló el expresidente Bill Clinton, quien dijo que el discurso de Luther King y la Marcha sobre Washington “fusionaron corazones y movieron a millones”, afirmó. “Qué deuda tenemos con esa gente de hace 50 años”.

El discurso de Luther King, el 28 de agosto de 1963, reunió a unas 250,000 personas y su famosa frase "I have a dream" expresaba su deseo de ver a las diferentes comunidades reconciliadas.

King había expresado su sueño de ver un día "a niñas y niños negros capaces de darse las manos con niñas y niños blancos, como hermanas y hermanos".

Estas palabras están grabadas sobre los escalones en el lugar preciso en el que pronunció su discurso, previo a la promulgación de leyes sobre derechos civiles en 1964 y 1965.

Más noticias de Mundo en CNNMéxico.com