(CNN) — Funcionarios de Estados Unidos concluyeron que el gobierno de Siria es responsable del ataque con armas químicas del 21 de agosto, dijo el presidente Barack Obama, aunque explicó que aún no hay una decisión sobre qué tipo de respuesta dará su gobierno.

“Hemos analizado todas las evidencias, y no creemos que la oposición posea armas nucleares o armas químicas de este tipo. No creemos que hayan usado sistemas de lanzamiento, utilizado cohetes, que la oposición pudiera haber llevado estos ataques”, dijo el presidente en una entrevista con la cadena PBS.

“Hemos concluido que el gobierno sirio lo hizo. Y si es así, entonces tiene haber consecuencias internacionales”, afirmó Obama, quien además dijo que su gobierno “no ha tomado una decisión” sobre qué tipo de intervención en el conflicto podría ordenar.

Lakhdar Brahimi, un enviado de la ONU en Siria que investiga con un equipo el presunto ataque químico, dijo este miércoles que los primeros reportes indican que fue usada "algún tipo de sustancia" en el ataque, lo que podría haber causado hasta 1, de muertos.

El gobierno sirio de Bachar al Asad ha dicho en reiteradas ocasiones que los señalamientos de uso de armas químicas fueron parte de un plan de los rebeldes para culpar al gobierno, a propósito de la visita de un grupo de investigadores de la ONU al país.

Este miércoles, la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) también responsabilizó al gobierno de Siria de los ataques con armas químicas presuntamente ocurridos el 21 de agosto cerca de Damasco, y dijo que los responsables deberán “rendir cuentas” por los fallecimientos causados.

Desde el año pasado, la OTAN desplegó en Turquía, uno de los países miembros vecino con Siria, un grupo de baterías antiaéreas tipo Patriot para prevenir posibles ataques con misiles provenientes del territorio sirio.

En Irán, aliado del régimen sirio, el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, dijo este miércoles que “iniciar este fuego será como encender una chispa en un gran almacén de pólvora, con resultados y consecuencias poco claras y no específicas”, expuso ante los miembros del Parlamento iraní en Teherán.

El presidente francés Francois Hollande dijo que su gobierno está “dispuesto a castigar a los que tomaron la decisión de usar gas contra las personas inocentes”. El primer ministro británico, David Cameron, dijo el martes que el mundo tenía que actuar para impedir el uso de armas químicas en Siria, acto que calificó como "moralmente reprobable".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Siria advirtió a occidente que el gobierno de su país utilizará “los materiales” con los que cuenta para defenderse. “Vamos a sorprender a los demás”, dijo.

Uno de los aliados del régimen, Rusia, acusó al gobierno estadounidense de tratar de “crear excusas artificiales infundadas para la intervención militar”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, ha dicho que no hay aún ninguna prueba de que el gobierno sirio esté involucrado en el ataque reportado la semana pasada.