Una mujer, sospechosa de arrancarle los ojos a un niño en China
Un niño con los ojos vendados mientras su madre se sienta a su lado en un hospital de Taiyuan, provincia de Shanxi, China.

(CNN) - Un niño de 6 años de la provincia china de Shanxi se recupera después de que le arrancaran los ojos durante un ataque que lo dejó permanentemente ciego, según informes de medios estatales.

La policía local precisó que una sospechosa femenina sería la responsable del ataque ocurrido el sábado y desestimó que se tratara de traficantes de órganos.

Los primeros informes indicaron que Xiao Binbin, del condado de Fenxi, fue encontrado cuatro horas después de haber desaparecido bajo influencia de drogas y sin sus globos oculares, según la cuenta de Weibo de la Televisión Central de China (CCTV).

Imágenes difundidas por CCTV muestran a un niño en hospital con vendas sobre sus ojos y a familiares afligidos por lo sucedido.

Tradicionalmente, China ha recurrido a los criminales ejecutados para extraer órganos para trasplante. Estadísticamente, es un país en el que muy pocas personas donan órganos. De hecho, en 2008, apenas 36 personas eligieron ser donantes dentro de una población de 1300 millones. Según la agencia estatal Xinhua, un programa gubernamental dirigido a modificar esta tendencia ha recibido menos de tres mil donaciones en los últimos tres años.

En el 2007, China introdujo nuevas leyes que prohibían el tráfico de órganos y tomó medidas para poner fin al “turismo de trasplantes” realizado por extranjeros. La Corte Suprema del gigante asiático también promovió regulaciones para reducir el número de ejecuciones, por lo que el sistema de trasplante vigente se ha vuelto insostenible.

Según Xinhua, unos 300 mil pacientes necesitan trasplantes cada año, pero solo se realizan unos 10 mil anualmente por la escasez de donantes.