El gato Stubbs, alcalde de un pueblo de Alaska, es atacado por un perro

(CNN) - Imaginen la conmoción de los residentes cuando se enteraron que el alcalde de Talkeetna, Alaska, que ha ocupado el cargo por 16 años, fue atacado brutalmente por un perro.

El alcalde Stubbs, un gato atigrado amarillo con más responsabilidades que un gato normal, sobrevivió pero se encuentra delicado de salud, con un pulmón perforado, el esternón fracturado y un corte de 12 centímetros en uno de sus lados.

Los doctores le quitaron la respiración artificial este martes, y ahora ya respira por su propia cuenta desde que ocurrió el ataque el fin de semana pasado.

"Es una vergüenza", afirma Ashley Kearns, quien trabaja en una pizzería en el pequeño pueblo a 177 kilómetros al norte de Anchorage. "Él es el alcalde, no es una broma. Sé que es ridículo, pero el pueblo está muy bien" con él.

Su carrera política

La historia de cómo el alcalde Stubbs llegó al poder llegó a los titulares internacionales. El gato fue encontrado en una caja llena de gatitos en la tienda del pueblo Nagley's General.

Lauri Stec, el gerente de la tienda, decidió quedarse con uno de los gatos y llamarlo Stubbs, porque no tenía cola.

Poco después, los residentes no estaban felices con ningún candidato humano que se presentó a la elección para la alcaldía y votaron por Stubbs.

El gato ganó, se instaló su oficina en la tienda y desde entonces ha pasado más de una década como el encargado del pueblo.

Debido a que Talkeetna es "un distrito histórico", la alcaldía es más simbólica que funcional, según los locales. Esa distinción hace fácil que la comunidad de 800 humanos esté liderada por un felino.

El ataque del fin de semana

Aun cuando hay perros sueltos por Talkeetna, los caninos parecían respetar la autoridad de Stubbs, declaró a CNN Todd Basilone, dueño de Mountain High Pizza Pie.

Pero al parecer el alcalde tenía problemas con al menos uno de ellos.

Stubbs andaba por el pueblo la noche del sábado como lo hace cada noche, cuando un perro llegó corriendo y lo atacó.

"Tiene una gran herida en uno de sus lados de unos 12 centímetros de largo. Una vez que lo llevamos al veterinario encontramos que la herida alcanzó sus órganos", afirmó Stec. "Este momento es crucial porque está muy sedado con analgésico. Tiene mucho dolor", dijo.

Los gastos médicos de Stubbs podrían alcanzar los 2,000 dólares, según Stec.

Mientras el alcalde lucha por su vida, nada se sabe de su atacante.

"Es un perro grande”, dice Stec. "Un perro de aquí", dijo.

Con información de Holly Yan y Dorrine Mendoza.