(CNNMéxico) — Un apagón que afectó al 70% de Venezuela este martes y provocó miles de venezolanos en las calles, caos vehicular, cierre de comercios y el colapso del transporte colectivo, fue atribuido por el presidente Nicolás Maduro a un "sabotaje" y a un "ensayo de golpe eléctrico" de la "derecha".

El apagón se registró hacia las 12:30 horas local y se prolongó por al menos cuatro horas, debido a la caída de dos importantes líneas de transmisión eléctrica, según el gobierno, lo que dejó fuera de servicio las plantas de generación de la zona centro occidental del país.

El presidente responsabilizó directamente del hecho a "la extrema derecha" que "activó un ensayo general de un golpe eléctrico contra el pueblo venezolano", al aludir a maniobras de golpe de Estado. "No tenemos ninguna duda", afirmó Maduro la noche de este martes durante una intervención televisada desde el Palacio Miraflores.

"Es muy lamentable que la derecha esté todos los días calculando cómo hacer sabotajes en nuestra economía, en nuestro sistema eléctrico", acusó.

El apagón afectó al Distrito Capital de Caracas —con más de cinco millones de habitantes— y a otros 14 de los 24 estados del país: Lara, Zulia, Táchira, Mérida, Falcón, Portuguesa, Cojedes, Yaracuy, Guárico, Carabobo, Aragua, Trujillo, Miranda, Barinas, según precisó Maduro.

El mandatario venezoano informó que este miércoles explicará los detalles técnicos de lo sucedido. "Estamos enfrentados a grupos de ultraderecha fascistoides (...) Es desesperación de los del norte que ponen la plata", dijo el mandatario refiriéndose a la oposición venezolana.

El presidente, que militarizó las centrales eléctricas en abril pasado, calificó el corte de energía como "un golpe bajo" de "mentes retorcidas, de mentes desesperadas".

"Estamos evaluando todos los elementos del famoso plan tic tac (bomba de tiempo)", subrayó, y describió la situación como una "guerra de baja intensidad" a la que dijo responderá con una "lucha de baja intensidad".

El diputado Julio Chávez aseguró que el apagón fue "algo planificado" e indicó que el Parlamento está dispuesto a iniciar una investigación. “Estamos ante el ejercicio y cumplimento del manual del golpe de estado eléctrico”, afirmó, según reportó la televisora Globovisión, afiliada de CNN.

Al reaccionar en Twitter, el líder opositor Henrique Capriles aseguró que el apagón "demuestra una vez más la terrible incapacidad" del gobierno de Maduro. "Ya vendrán con otro cuento para tratar de tapar el fracaso", agregó.

En las últimas semanas, Maduro intensificó sus acusaciones contra la oposición, a la que atribuye planes de magnicidio y sabotajes en la industria petrolera y la economía.

El ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, designado en abril para resolver la crisis eléctrica —evidenciada en frecuentes cortes—, afirmó que mientras se rehabilita totalmente el servicio se investigan las "causas que originaron la falla".

La vital industria petrolera venezolana, poseedora las mayores reservas mundiales siguió operando con "absoluta normalidad", según el ministro del Petróleo, Rafael Ramírez, quien afirmó que está garantizado el funcionamiento de los centros de producción y refinación y el "abastecimiento del mercado nacional e internacional".

El gobierno del fallecido Hugo Chávez decretó la emergencia del sector eléctrico en 2010 debido a problemas en la principal hidroeléctrica del país por una sequía y el derroche de energía, lo cual obligó a imponer severos racionamientos que duraron varios meses.

En abril de 2013, su sustituto, Maduro, declaró una nueva emergencia eléctrica que prorrogó en agosto por 90 días más, a pesar de que habló de considerables mejoras en el sector.

MÁS INFORMACIÓN DE AMÉRICA LATINA EN CNNMÉXICO.COM