(CNN) — Si crees que el video de la canción Wrecking Ball de Miley Cyrus fue solo desnudez, no estabas poniendo atención… al menos eso dice Miley Cyrus.

"Pienso que el video es mucho más", dijo la cantante de 20 años en el programa matutino de radio de Elvis Duran acerca de su más reciente lanzamiento, que rompió un récord en Vevo y ahora se ostenta como el clip más visto del sitio.

"Si la gente supera el mensaje que quiero transmitir y en verdad me ves, te das cuenta de que luzco más desolada de lo que sugiere la canción", continuó.

La canción en sí es muy franca líricamente, ya que Cyrus canta sobre querer derribar los muros que levanta un amante pero termina derrumbada en el proceso.

Es la clase de balada pop "con la que todos pueden identificarse", prosiguió la actriz y cantante. "Todos han sentido eso alguna vez. Si la gente puede dejar de pensar en lo obvio y entrar en su imaginación, ver lo que el video realmente significa, es muy vulnerable.

"De hecho, si ves mis ojos, luzco más triste de lo que revela mi voz en la grabación. Fue mucho más difícil de lograr en el video de lo que fue al grabar la canción. Fue una experiencia mucho más emotiva".

Sin importar lo emotivo que fuera, el video es tan solo el más reciente lanzamiento de Cyrus que genera una marejada de reacciones. Pero, como dijo luego de las repercusiones de su actuación en los Video Music Awards de MTV, no está haciendo más que ser ella misma.

"Creo que todo lo que hago se vuelve algo tan importante", dijo Cyrus. "Simplemente me estoy divirtiendo. Cómo lo etiquete la gente no importa en realidad… Nunca quiero parecerme demasiado a nadie más".