Venezuela toma medidas para combatir la escasez en medio de acusaciones políticas
16 septiembre 2013
08:09 PM ET

Venezuela toma medidas para combatir la escasez en medio de acusaciones políticas

Por Osmary Hernández, CNN Español

(CNN Español) - Inspecciones a las empresas privadas para verificar sus niveles de producción, importaciones de alimentos colombianos y una línea “0800-sabotaje” para canalizar denuncias sobre posibles casos de especulación y acaparamiento, son parte de las medidas implementadas por el gobierno venezolano para combatir la escasez y la inflación.

La administración de Nicolás Maduro asegura que son consecuencia de una guerra económica librada por la oposición.

Cifras del banco central de Venezuela revelan que al cierre de agosto, 17 alimentos básicos como la leche y el aceite se ubican en la categoría de “serios problemas de abastecimiento” con un índice de escasez superior al 41 por ciento. El presidente Maduro denunció un plan de sabotaje mediante la reducción intencional de la producción.

En respuesta se creó un órgano superior para la defensa y el control de la economía y fueron incorporados los ciudadanos a través de la línea telefónica “0800 sabotaje” para denunciar especulación, acaparamiento y cualquier acción que atente contra el abastecimiento, entre otras acciones.

Pero la versión del líder de la oposición, Henrique Capriles, es otra. Capriles las acusaciones de sabotaje y denuncia que la escasez se debe a la falta de inversión.

Además, acusa al gobierno de haber acabado con la producción nacional

El presidente de Fedecámaras, la federación que representa a la empresa privada en Venezuela, Jorge Roig, aseguró que no tienen ningún tipo de inconvenientes en que se realicen estas inspecciones para verificar los niveles de producción

Para Roig, las causas por las cuales no se esta produciendo en el país son “la falta de una adopción de medidas económicas, la falta de asignación de divisas y la falta de decisiones en material laboral que tienen a todas las empresas asfixiadas”.

Para el economista José Guerra, la culpa no es del empresariado, ni de los trabajadores, ni de los consumidores, sino del “propio gobierno con su propia política económica que se ha basado en el control estatal de la economía y ha asfixiado la economía de la gente y la iniciativa privada para producir y vender cosas en Venezuela”.

Maduro anunció la pronta creación de un nuevo sistema cambiario sin ofrecer mayores detalles, mientras, desde la Asamblea Nacional se prepara una reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios.

La ley actual prohíbe difundir el precio del dólar en el mercado negro, cuyo costo se calcula actualmente en siete veces más que el cambio oficial.


Secciones: Nicolás Maduro • Venezuela