Un escándalo en la Marina de EE.UU. involucra sobornos y prostitutas
El comandante Michael Vannak Khem Misiewicz habría entregado información "confidencial" a cambio de servicios de prostitución.
18 septiembre 2013
05:49 PM ET

Un escándalo en la Marina de EE.UU. involucra sobornos y prostitutas

Por Brad Lendon, CNN

(CNN) - Un comandante de la Marina de Estados Unidos, un agente del Servicio de Investigación Criminal de la Marina (NCIS, según sus siglas en inglés) y un contratista de defensa radicado en Singapur enfrentan cargos federales por dos casos de corrupción que involucran cientos de millones de dólares de dinero público.

Según la oficina del fiscal federal de Estados Unidos en San Diego, varios contratos del servicio naval habrían incluido sobornos en forma de prostitutas y viajes de lujo.

Los tres acusados, el comandante Michael Vannak Khem Misiewicz, el agente especial John Bertrand Beliveau II y el contratista Leonard Glenn Francis, director ejecutivo de la firma Glenn Defense Marine Asia, fueron arrestados a principios de esta semana.

Según un comunicado de fiscalía federal, Misiewicz, de 46 años, aprovechó su cargo como subjefe de operaciones de la Séptima Flota de los Estados Unidos para coordinar la visita de buques de la Marina a los puertos en los que la compañía de Francis ofrecía sus servicios. Entre ellos, se incluye seguridad, transporte, provisiones, combustible y eliminación de desechos.

“A cambio, Francis le pagaba a Misiewicz con viajes pagos, alojamientos en hoteles de lujo y servicios de prostitución”, precisó la oficina del fiscal.

La información que Misiewicz entregó a Francis, un ciudadano malayo que vive en Singapur, era “confidencial”, por lo que las revelaciones podrían haber provocado un grave daño a la seguridad nacional de los Estados Unidos, indicó la fiscalía. Allí se detallaban los movimientos de los buques de la Armada con varios meses de anticipación.

Una segunda denuncia asegura que Beliveau, de 44 años, proveyó a Francis con datos acerca de una investigación de la NCIS sobre los acuerdos de su compañía con la Marina.

“A cambio, Francis entregó a Beliveau, entre otras cosas, viajes pagos, alojamientos en hoteles de lujo y servicios de prostitución”, señaló la oficina.

Los tres hombres están acusados de conspirar para cometer sobornos y, de ser condenados, podrían pasar hasta cinco años en prisión.


Secciones: Estados Unidos • Mundo