Arrestan al joven que 'sextorsionó' a la ganadora de Miss Teen USA

Por Phil Gast, Marianno Castillo y Greg Botelho, CNN

(CNN) - El estudiante universitario acusado de 'hackear' la cámara web de la ganadora de Miss Teen USA Cassidy Wolf y de otras jovencitas es un excompañero de secundaria de la reina de belleza.

Jared James Abrahams, de 19 años, fue arrestado el  jueves por presuntamente tomar imágenes de las chicas desnudas con el fin de chantajear a sus víctimas y hacerlas enviarle material más explícito a cambio de no exponer dichas imágenes.

Wolf le dijo a CNN el viernes que ella no tuvo conexión personal con Abrahms cuando estudiaban juntos en Tamecula, California.

La joven lo reconoció al ver el anuario de su escuela, y recordó haberlo visto en los pasillos.

Abrahams, un estudiante de ciencias de la computación, se entregó el jueves al FBI con cargos federales de extorsión, anunció la agencia. Las autoridades dicen que victimizaba a mujeres jóvenes al tomar el control de sus ordenadores de forma subrepticia para luego fotografiarlas mientras se cambiaban de ropa.

Abrahams compareció en la corte más tarde ese día; luego fue liberado "bajo supervisión intensiva antes del juicio y con arresto domiciliario con control electrónico" luego que sus padres firmaran los acuerdos de fianza por un total de 50.000 dólares, dijo la portavoz del FBI, Lourdes Arocho. La juez de distrito de los EEUU, Jean Rosenbluth dictaminó que únicamente podría utilizar un ordenador de escritorio en la casa de sus padres para realizar trabajos universitarios, únicamente después de instalarse software de control.

Cuando admitió lo que hizo en junio, Abrahams dijo que tenía entre 30 y 40 "ordenadores esclavos" -u otro tipo de dispositivos electrónicos de las personas a quienes controlaba- y ha tenido hasta un total de 150, de acuerdo con una denuncia criminal.

El arresto se realizó seis meses después que una adolescente, identificada en documentos de la corte como C. W., alertó a las autoridades. Desde entonces se ha identificado públicamente como Cassidy Wolf, la recién coronada Miss Teen EE.UU. Publicó información sobre el arresto de su presunto torturador en su cuenta de Twitter.

Al momento de contactar con la policía en marzo, Wolf no era una figura nacional, aunque era Miss California, vivía en un apartamento y asistía a la Universidad de Orange Coast en Costa Mesa.

Wolf recibió una alerta en Facebook que le notificaba que alguien había intentado cambiar su contraseña en la red social, luego se dio cuenta que otras contraseñas habían sido cambiadas y que su avatar en Twitter era una fotografía de ella medio desnuda.

Poco tiempo después, recibió el que sería el primero de muchos mensajes; este contenía fotografías de Wolf en su casa en el Condado de Riverside y otras que aparentemente habían sido tomadas meses antes cuando vivía en el Condado de Orange, dice la denuncia criminal. El mensaje le explicaba "lo que pasará" si Wolf no enviaba fotografías o vídeos o "haz lo que te digo que hagas" en una videoconferencia por Skype de acuerdo con la misma denuncia.

"O haces una de las cosas que te explico abajo o subo estas fotografías y muchas más (tengo MUCHAS más y con mejor calidad) en todas tus cuentas para que todos las vean y tu sueño de ser modelo se transformarán en una estrella porno (sic)", escribió.

Al recordar ese día, Wolf dijo en el programa de la NBC "Today", comenzó a "gritar (y) llorar como loca".

"No sabía qué hacer", dijo en agosto, poco tiempo después de ganar en Miss Teen EE.UU. "Era aterrador".

El mensajero se había esforzado mucho por esconder su identidad en línea. Pero los investigadores eventualmente pudieron encontrar las direcciones de correo electrónico, IP y de otras comunicaciones que vincularon con Abraham. También lo vincularon a foros en línea en donde hacía preguntas sobre malware, cómo controlar cámaras web y cómo piratear cuentas de Facebook.

Los investigadores también lo relacionaron con por lo menos ocho jóvenes más, como Wolf, del sur de California, aunque otras eran de lugares tan lejanos como Moldavia. Las víctimas relataron a las autoridades historias similares: de una persona que no conocían que les decía, y en algunos casos les daba pruebas, que tenía imágenes desnudas de ellas y como resultado, les hacía exigencias.

El acosador declaró tener 1.000 fotografías de una mujer, se leía en la denuncia. Cuando le preguntó, "¿Por qué me haces esto?", la respuesta fue, "Te dije que te respondería a cualquier pregunta después de la llamada de Skype". Según la denuncia, mientras un agente del FBI hablaba por teléfono con esta joven, ingresó en su cuenta de Instagram tan sólo para encontrarla llena de fotografías de ella desnuda.

Aparentemente, pocas chicas cumplieron con las demandas de una sesión en Skype. El hombre prometió no grabar las sesiones e hizo parecer que estaba borrando las fotografías de desnudos. Una de estas sesiones se encontró en el teléfono del sospechoso, dijo la policía.

Los investigadores que examinan los intercambios de correos electrónicos encontraron uno en donde una presunta víctima escribió que estaba descargando Skype y le suplicaba, "Por favor recuerda que tan sólo tengo 17 años. Ten compasión".

"¡Te diré esto ahora! ¡NO tengo compasión!", escribió de vuelta, según la denuncia. "¡Pero cumplo lo que prometo! Además la edad no tiene significado para mí".

Las autoridades ejecutaron una orden de registro en la casa de Abrahams el 4 de junio; en ese momento acordó "hablar voluntariamente" con un par de agentes del FBI. En esa entrevista se describió a sí mismo como un universitario del primer año que era bueno con los ordenadores, dice la denuncia; admitió haber utilizado malware y su experiencia para "ver a sus víctimas cambiarse de ropa y... utilizar las fotografías en su contra".

Abrahams además declaró las cuentas de correo electrónico, VPN, nombres de dominio u otras piezas del puzzle electrónico que los investigadores utilizaron para construir el caso en su contra, de acuerdo con la denuncia criminal.

Al salir de la corte el jueves, el abogado de Abrahams, Alan Eisner, dijo que la familia de su cliente siente "profundo pesar y remordimiento" por lo que sucedió,  le dijo a KTLA, afiliada de CNN. Además, Eisner dijo que Abrahams es autista.

"La familia desea pedir perdón por las consecuencias de su comportamiento a las familias de las afectadas", dijo Eisner.

En cuanto a Wolf, de 19 años, concilia sus estudios en la New York Film Academy con los deberes de ser Miss Teen EE.UU.

Bailarina de toda la vida y aspirante a modelo, Wolf utiliza su plataforma para promover un número de iniciativas, entre ellas, dada su experiencia personal, el tema del acoso cibernético.

"Esto sucede", dijo en una entrevista con WPIX, afiliada de CNN. "Y hay formas de prevenirlo".