Cómo beneficiarse de la "nube" en tu día a día

Por Emmanuel Evita, especial para CNN en Español

Nota del Editor: Emmanuel Evita es gerente regional de relaciones públicas de Google

Los servicios y aplicaciones basados en la web pueden ayudarnos a optimizar tiempo y espacio tanto en la vida profesional como personal. La clave es conocer sus ventajas y adaptarlas a nuestro ritmo de vida.

Al escuchar la expresión “cloud computing”, la mayoría de la gente cree que se trata de un concepto exclusivamente dirigido a los ejecutivos de grandes compañías. Pero la llamada “nube” está, en verdad, mucho más cerca de nuestra cotidianeidad. De hecho, al utilizar cualquiera de los servicios de webmail ya nos estamos beneficiando de ella.

Pero, ¿cómo podemos aprovechar el máximo potencial de la nube para nuestras actividades diarias? A continuación, te mostramos 5 consejos clave.

Lleva carteras más livianas

¿Cuántos objetos hay en la cartera que llevas a la oficina? ¿No sientes que está innecesariamente pesada? Es probable que la respuesta sea afirmativa. Se estima que el peso promedio de un bolso de uso diario oscila entre los 1,5 y 2,5 kilos. La Asociación Americana de Quiroprácticos, por su parte, sugiere que el peso de este tipo de carteras no debe superar el 5% del peso de quiénes lo llevan. Frente a estas circunstancias, la nube puede convertirse en una aliada para reducir el peso de tu cartera. Ten en cuenta que un smartphone no sólo es mucho más liviano (raramente pesan más de 150 gramos) sino que te permite reemplazar agendas, papeles y toda clase de documentos. Recuerda además que en el espacio que proporciona una cuenta de Gmail (15GB) puedes guardar cientos de fotografías, archivos y hasta videos.

Simplifica el trabajo en equipo

Las revisiones eternas y engorrosas de documentos que van y vienen por correo electrónico son parte del pasado. Herramientas basadas en la nube como Google Drive agilizan sumamente el trabajo en equipo, permitiendo que varias personas modifiquen un mismo documento y que esas revisiones sean accesibles para todos, en cualquier momento y lugar. De esta manera, tus proyectos pueden ser coordinados con mayor eficiencia y ya nadie podrá alegar “incompatibilidad de software” como excusa.

Elige tu dispositivo sin pensar en discos duros

Una de las grandes ventajas de la “nube” es que la capacidad de guardar información valiosa ya no está relacionada con el tamaño ni con el tipo de dispositivo. Por eso, a la hora de elegir tu próximo gadget, ya no tendrás que preocuparte por el espacio que ofrecen los discos duros. En cambio, podrás optar por aquel dispositivo -una tableta o las nuevas “phablets”- que más se ajuste a tus gustos. Hoy el mercado ofrece una amplia variedad de colores y estilos a la hora de estar conectado.

Conéctate donde quieras

Si guardas tus documentos de trabajo en la “nube”, puedes continuar la tarea prácticamente en cualquier momento y lugar. Por eso, puedes dejar tu notebook en casa y continuar revisando un archivo mientras tomas un café en el aeropuerto, antes o después de un viaje de trabajo. La nube te proporciona libertad y evita que el olvido de un objeto o papel se vuelva un inconveniente.

Recuerda: tus cosas están allí

Más allá del correo electrónico, muchos de los servicios y aplicaciones más populares funcionan gracias a la nube. Puedes guardar tus videos favoritos en YouTube, tus fotos editadas en Instagram o Google+ y una gran cantidad de contenido en otras plataformas como Tumblr. Incluso en las redes sociales ya guardas, de hecho, fotos que puedes volver a ver desde cualquier computador. Lo importantes es recordar que Internet puede ser tu gran aliada a la hora de guardar y organizar tu información.

(Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Emmanuel Evita).