Por Osmary Hernández, CNN

(CNN) - Ya son al menos 11 las denuncias de conspiración, desestabilización e intentos de magnicidio hechas públicas por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La más reciente llevó al mandatario a cancelar la que hubiera sido su primera intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, una decisión que es motivo de debate en Venezuela.

Aunque no presentó pruebas, Maduro acusó al exsecretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental del departamento de Estado, Roger Noriega, al exembajador estadounidense en Caracas Otto Reich y al cubano anticastrista que reside en Miami, Luis Posada Carriles de estar implicados en el presunto complot.

Noriega le dijo a CNN calificando de ridícula y sin fundamento la acusación.

Posada Carriles dijo que considera absurdas estas acusaciones y manifestó que representan una forma de distraer a los venezolanos de los problemas reales, tales como la inseguridad y la crisis económica

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo en entrevista con CNN que fueron varios los presidentes de América Latina que analizaron no acudir al encuentro en la ONU por razones de seguridad.

Un portavoz del departamento de Estado de EE.UU. señaló la frecuencia de estas denuncias sin que se hayan presentado pruebas para sustentarlas.

El opositor Henrique Capriles ha manifestado que una de las obsesiones de Maduro es la de arrebatarle el récord de denuncias de conspiraciones y sabotaje al exdirigente cubano, Fidel Castro, quien suma mas de 600.

En el mes de agosto fueron capturados dos ciudadanos de nacionalidad colombiana y se vinculó incluso al exmandatario colombiano Álvaro Uribe Vélez. De momento no han mostrado pruebas de la presunta participación de Uribe, quien desestima las acusaciones y solicitó acciones penales contra Maduro.

Las denuncias de supuestas conspiraciones, golpes de Estado e intentos de magnicidio organizadas dentro y fuera de Venezuela fueron también frecuentes durante la gestión del expresidente, Hugo Chávez.

Chávez falleció en marzo pasado víctima de cáncer. Maduro dijo que la enfermedad le fue inoculada y anuncio la creación de una comisión de científicos para investigar el caso