(CNN Español) - Una compañía de leche de soya descubrió qué hacer con las baterías viejas y gastadas.

Vitamilk se alió con BBDO Proximity Thailand, una organización que se enfoca en relaciones de marca y consumidores, para crear la campaña "Baterías muertas por baterías muertas", según reportó Mashable.

Usando la energía que remanente de 1.500 baterías usadas donadas por el público, el equipo creó una pared de baterías con la capacidad de cargar 140 smartphones.

Un video muestra las baterías siendo dispuestas en una gran pared en secciones de tres. Luego, usuarios se acercan a la estructura y conectan sus teléfonos.

Vitamilk estima que en el curso de dos meses, la pared ha proporcionado energía adicional para smartphones equivalente a 3.328 horas de tiempo de llamadas.

Tal vez es momento de empezar a guardar las baterías viejas.