(CNN Español) - Argentina espera la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos para saber si acepta o no dirimir el caso del gobierno de la presidenta Cristina Fernández contra los llamados fondos buitre.

La Corte estudia desde hoy si se pronuncia sobre la apelación argentina a los fallos adversos recibidos en los tribunales de Nueva York y que obligan al país sudamericano a pagar más intereses y costas legales a los fondos, que en 2001 compraron deuda pública a bajísimos precios y ahora exigen la totalidad del dinero.

El gobierno de Fernández les ha ofrecido sin éxito las mismas condiciones que al 93% de los acreedores que se sometieron a los canjes de 2005 y 2010.

Entre el 30 de septiembre y el 7 de octubre, la corte debe decidir si revisa el caso o no.

Si Argentina recibe otro fallo adverso, tendrá que pagar entre 14.000 y 15.000 millones de dólares, según estudios de abogados, por lo cual es probable que el país entre en suspensión de pagos.