Hermanas de fallecida en el tiroteo del capitolio: "No merecía morir allí"

(CNN) — Alguien le dio la noticai a Amy Carey Jones pero se negaba a creerlo. No podía ser su hermana la que intentó cruzar una barrera de seguridad en los alrededores de la Casa Blanca y llevó a la policía a perseguirla hasta que la persecución terminó con disparos y su muerte. “Vi el video una y otra vez”, dijo este viernes Carey-Jones en el programa de CNN AC360. “Reconocí el coche, pero no parecía real”, agregó. Un día antes, Miriam Carey había provocado a la policía para que la persiguiera mientras llevaba a un hija de un año en el asiento trasero de su auto.

Ni ella, ni su hermana Valarie Carey saben por qué Miriam Carey se encontraba en Washington el jueves. “Nunca sabremos lo que Miriam estaba pensando en esas últimas horas antes de morir y solo podemos especular. Nuestra única preocupación es por qué (esto pasó) y si las cosas se hicieron de forma apropiada”.

Cathy Lanier, jefe de la Policía Metropolitana de Washington dijo que los oficiales de la Policía del Capitolio y del Servicio Secreto actuaron bajo las políticas aceptadas de uso de la fuerza en reacción a una serie de actos violentos intencionales.

Pese a que Miriam Carey recibió disparos mientras manejaba con su pequeña hija, la niña salió ilesa. La familia Carey dijo a CNN que les habían informado que la niña estaba ha salvo. “No sabemos exactamente dónde esta”, dijo Valarie Carey.

Meses después de que su hija nació, Miriam Carey fue diagnosticada con depresión posparto con psicosis, señalaron sus hermanas. La psicosis posparto puede causar alucinaciones y paranoia, de acuerdo con médicos.

“No había un patrón. Era algo que ocurrió de pronto”, dijo Carey Jones. “No había momentos en que caminara por ahí con alucinaciones, eso no fue lo que ocurrió”, dijo. Para las Carey, su hermana era una mujer “vibrante” que tenía toda una vida por delante.

La familia ahora se cuestiona si disparar a Miriam Carey era la única forma de terminar la persecución. “Queremos saber si se siguieron los protocolos”, dijo Eric Sanders, abogado de la familia en AC360.

Las autoridades han señalado que saben que no se realizaron disparos desde el automóvil de Carey mientras huía por las calles. “Mi hermana no merecía esto”, dijo Valarie Carey.