(CNN Español) - Este fin de semana, mientras que el papa Francisco pronunciaba su mensaje, tuvo un visitante inesperado que se negó a apartarse de salir de su lado.

Un niño colombiano pequeño estuvo junto a él durante un tiempo, jugando y 'ayudándole'. El niño resistió los intentos de los funcionarios de retirarlo del Papa, que cariñosamente lo abrazó y dejó que estuviera a su lado.

En un momento dado, el niño incluso se negó a ser 'sobornado' por un ayudante nervioso que le ofreció un dulce para que bajara del escenario.

Todo el tiempo el Papa continuó con su mensaje.