Desarrollan nueva tecnología de camuflaje para que objetos sean "invisibles"

Por Heather Kelly, CNN

(CNN) - Hay muchas razones detrás de querer hacer que las cosas sean invisibles, aparte de que es increíblemente genial. Existen muchos posibles usos militares para la tecnología de camuflaje, por supuesto, pero también podría ayudar a mejorar las señales celulares al ocultar objetos que normalmente bloquearían y debilitarían la fuerza de la señal.

La tecnología de camuflaje es un tropo popular de la ciencia ficción, pero durante años, científicos reales han estado investigando y desarrollando nuevas formas de hacer realidad el camuflaje de objetos. Más recientemente, dos investigadores de la Universidad de Toronto han descubierto una nueva forma de camuflar un objeto utilizando pequeñas antenas.

En un documento publicado esta semana en la revista Physical Review X, describen su nueva perspectiva respecto al camuflaje. No hacen que los objetos sean invisibles al ojo humano; lo que hacen es que no puedan ser detectados por radar. Incluso pueden controlar las señales que rebotan para hacer que los objetos parezcan más grandes o más pequeños de lo que realmente son.

El radar funciona al emitir ondas electromagnéticas que se reflejan en los objetos y rebotan de vuelta al detector. En el pasado, investigadores han hecho que las cosas sean invisibles al radar si redirigen las ondas alrededor del objeto. Los investigadores de la Universidad de Toronto, Dr. George Eleftheriades y Michael Selvanayagam tomaron un enfoque distinto, más adecuado a objetos grandes.

Las nanoantenas que utilizaron emiten un campo electromagnético que previene que las ondas se reflejen de vuelta al detector de radar. Las pequeñas antenas incluso pueden ser colocadas de forma plana con el fin de crear una capa flexible para el objeto deseado. Si bien la tecnología sólo funciona para ondas de radio por el momento, los investigadores dicen que los mismos principios podrían aplicarse a otras ondas, como ondas de luz, lo cual posiblemente podría ocultar un objeto al ojo humano.

En su demostración, Eleftheriades y Selvanayagam probaron las antenas en un cilindro de aluminio. Actualmente, las antenas se deben configurar de forma manual a la frecuencia adecuada que están bloqueando, pero en un paso más avanzado, podrían detectar las distintas ondas y ajustarse según sea necesario.

Ha habido numerosos intentos adicionales para hacer que las cosas desaparezcan.

En marzo, investigadores en la Universidad de Texas en Austin crearon un material que podría ser usado para anular las microondas que rebotan de un objeto. Investigadores de la Universidad Tecnológica de Michigan han experimentado con camuflar objetos de microondas y ondas de frecuencia infrarroja utilizando capas de materiales que no sean buenos conductores como cerámica y metamaterial de vidrio para distorsionar las ondas.

Un profesor en Japón utilizó cámaras para filmar una escena y luego proyectarla en un objeto frente a esa área, sobre un material especial reflectante, creando así un camuflaje visual.

Falta mucho para que podamos adquirir nuestros aparatos personales de camuflaje en el almacén Best Buy más cercano. Sin embargo, la nueva investigación en este campo constantemente registra nuevas y más anchas amplitudes de banda, y experimenta con tecnología menos pesada que pueda usarse en aparatos más grandes.