(CNNMéxico) – Decenas de miles de venezolanos marcharon este sábado en todo el país en protesta por la alta inflación y la escasez de productos básicos, a sólo dos semanas de unas elecciones municipales vistas como un termómetro de la popularidad del presidente Nicolás Maduro.

La temperatura de la jornada subió desde temprano con la denuncia del líder opositor Henrique Capriles de que un cercano colaborador suyo fue detenido, un hecho que consideró un intento del oficialismo por acallar las manifestaciones.

Ataviados con los colores amarillo, azul y rojo de la bandera nacional, simpatizantes de la oposición se concentraron en las principales ciudades de Venezuela.

Con Capriles a la cabeza, los líderes de la oposición lanzaron consignas contra la ley que confirió a Maduro poderes para gobernar por decreto durante un año, en momentos en que el Gobierno asegura que enfrenta una "guerra económica" pergeñada desde la oposición con ayuda de Estados Unidos.

LEER NOTA COMPLETA EN CNN MÉXICO