¿Por fin un acuerdo nuclear con Irán?

(CNN) — Tras años de desacuerdos y desconfianza, un acuerdo entre Irán y poderes internacionales sobre su programa nuclear parece cercano, mientras altos diplomáticos acuden al sitio de las continúas conversaciones. El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, llegó a Ginebra este sábado y se dirigió de inmediato al lugar donde las conversaciones se llevan a cabo. Él "decidió viajar aquí con la esperanza de que se alcance el acuerdo", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf.

El viernes, una autoridad occidental dijo que un acuerdo estaba al alcance. Y en el encuentro del sábado, que ya comenzó, el ambiente seguía siendo positivo, dijo un alto diplomático de la Unión Europea a CNN bajo la condición del anonimato.

Los iraníes parecen compartir el sentimiento. “No está mal”, fue la apreciación del progreso hecha por un diplomático iraní, que no quiso ser identificado.

La jefa de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, sigue llevando las pláticas con el Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif y sus contrapartes, dijeron los diplomáticos.

Zarif dijo el viernes que hay un amplio acuerdo a excepción de un par de puntos, reportó la Agencia de Noticias de Estudiantes de Irán.

"Hablando con números, quizás se ha hecho un progreso del 90%, pero hay uno o dos temas que son de gran significancia”, expresó el ministro iraní.

Freno al entusiasmo

Dos jefes europeos de política exterior externaron sus posturas para frenar el entusiasmo.

“El acuerdo aún no se logra", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, que se salió del lugar de las negociaciones para dar la declaración a los periodistas.

Todavía hay diferencias significativas que estropean el camino, y los diplomáticos más poderosos del mundo han hecho su mejor esfuerzo para sobrepasarlos. “Creemos que hay una oportunidad realista pero todavía hay mucho trabajo por hacer”, dijo el diplomático alemán, al retirarse de los micrófonos.

El secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, William Hague, apoyó la prudencia de su colega. “No estamos aquí porque las cosas necesariamente se hayan terminado. Estamos aquí porque son difíciles”.

Las diferencias son reducidas pero importantes.

Kerry se unirá a Hague y a los ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, de China, Wang Yi, además de su contraparte ruso, Sergey Lavrov, dijeron diplomáticos europeos.

Todos juntos, los diplomáticos representan a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania, conocidos en conjunto como el P5+1, grupo que ha estado negociando con Irán sobre su programa nuclear.

Los planes arreglados de manera apresurada indican que las pláticas en Ginebra están extendiéndose tras su conclusión agendada para el viernes, aunque las esperanzas claramente van más allá de solo simples pláticas.

Los poderes occidentales han estado trabajando hacia un acuerdo para dar marcha atrás a un supuesto avance de Irán hacia las armas nucleares. Por su parte, Teherán ha estado buscando suavizar las sanciones económicas que están estrangulando a su economía.

El órgano de vigilancia de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica, estimó en agosto pasado que desde que declaró su programa nuclear, Irán ha procesado 10 toneladas métricas de uranio a una pureza del 5%, nivel que se usa en las plantas nucleoeléctricas. La Agencia Internacional de Energía Atómica calcula que Irán tiene reservas por 185 kilogramos de uranio con una pureza del 20%.

Los expertos en armas advierten que este uranio podría refinarse más para su uso en una ojiva nuclear. Aunque los expertos indican que esa cantidad no sería suficiente para una sola ojiva, la AIEA advirtió que cree que el programa nuclear de Irán tiene "posibles dimensiones militares".

Irán ha estado sujeto a duras sanciones de la ONU en relación con su programa nuclear desde 2006. En las resoluciones y sanciones que la ONU aprobó en 2006, se exigió a Irán que cesaran todas las actividades de enriquecimiento y dejara en claro que sus complejos nucleares se usaban exclusivamente con fines pacíficos.

Shirley Henry, Nick Thompson, Alex Felton, Tom Cohen y Greg Botelho contribuyeron con este reporte.