(CNN) - Las restricciones cambiarias, el alza del costo de la vida y el promedio de ingreso en Argentina hacen cada vez más difícil que los ciudadanos de clase media puedan comprar una vivienda.

El alto costo de las propiedades hace que un sueldo no cubra el valor de las hipotecas.

Un estudio de la Consultora Reporte Inmobiliario señala que las propiedades en la ciudad de Buenos Aires subieron desde noviembre de 2011 a la fecha e 130%. En el mismo período, el ingreso medio de los trabajadores se incrementó solo un 62,9%, según datos oficiales, llegando a los 9.166 pesos mensuales, unos 1.520 dólares.

De acuerdo con “Reporte Inmobiliario”, en la actualidad deben destinarse entre 1,5 y 2,5 sueldos para comprar un metro cuadrado de un departamento usado de 60 metros en Buenos Aires. Y muy pocas entidades financieras prestan dinero a los consumidores para comprar una vivienda.

Algunos economistas explican que gran parte de las transacciones inmobiliarias se realizan en dólares y las pocas que se efectúan en moneda nacional lo hacen tomando como referencia el dólar paralelo, cuyo valor es aproximadamente 40% más que el oficial.

Desde noviembre de 2011 aumentaron los alquileres entre 47 y 57% según el barrio, es decir, por debajo de la evolución que tuvo el salario promedio de los capitalinos en el mismo período.