(CNN Español) - El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo que el proceso electoral en su país se desarrolló con normalidad, de forma transparente y con éxito, respaldado por la observación de la comunidad internacional.

En entrevista con Fernando del Rincón en Conclusiones, Lobo dijo que el candidato oficialista Juan Orlando Hernández es el "presidente electo". La tendencia indica que Hernández es el virtual ganador.

"En 2005 yo perdí las elecciones y perder es complicado", dijo, al explicar la reacción de la candidata Xiomara Castro, del partido LIBRE, quien en un principio se proclamó ganadora y cuyos allegados —incluyendo su esposo, el expresidente depuesto Manuel Zelaya— han dicho que no reconocen los resultados preliminares que la dan como perdedora.

"Ayer fue un día de paz", dijo.

"Hubo unas expresiones de inconformidad con los resultados, que yo las considero normales", agregó.

Lobo recordó cuando en 2005 denunció un supuesto fraude, pero dijo que no llamó a manifestaciones porque "la presidencia no vale una gota de sangre".

"Todo esto se va a normalizar porque cuando la gente asimila el no haber ganado —como es el deseo de todos los políticos— tienen que pensar en el futuro de Honduras".

Lobo dijo que ya hay una validación internacional del triunfo de Hernández. "El presidente electo [refiriéndose a Juan Orlando Hernández] ha recibido muchas felicitaciones de diferentes gobiernos".

"Esto es irreversible", concluyó.

Lobo dijo que tras salir de la presidencia se va a dedicar a las labores agrícolas y ganaderas con su familia y a su participación en una instituto de estudios social-cristianos.

Su consejo para el próximo presidente: "Que todos los días le pida a Dios que le dé fortaleza y serenidad".