Rush Limbaugh: El papa Francisco predica 'puro marxismo'
Rush Limbaugh dice que el más reciente mensaje del papa Francisco es "puro marxismo."
2 diciembre 2013
05:49 PM ET

Rush Limbaugh: El papa Francisco predica 'puro marxismo'

Por Daniel Burke, CNN

(CNN) – Papa Francisco: Sucesor de San Pedro... el pontífice del pueblo... ¿marxista?

Eso es lo que el anfitrión del programa de entrevistas de radio, Rush Limbaugh —locutor radial conservador de EE.UU.—, sugiere, refiriéndose al más reciente documento del papa como "puro marxismo".

Limbaugh atacó al pontífice el miércoles, un día después de que Francisco presentara el documento "Evangelii Gaudium" (El gozo del evangelio), una declaración de 50.000 palabras que llama a la reforma de la iglesia y castiga los elementos del capitalismo moderno.

El segmento de Limbaugh, el cual ahora se encuentra en línea y se titula "Es triste ver cuán equivocado está el papa Francisco (a no ser que sea una traducción errónea deliberada hecha por izquierdistas)", apunta directamente a las opiniones económicas del papa, refiriéndose a ellas como "total, vergonzosa y desconcertadamente erróneas".

El Vaticano emitió la traducción al inglés de "Evangelii", la cual oficialmente se conoce como una exhortación apostólica.

Francisco —el primer papa originario de Latinoamérica, donde trabajó en beneficio de los pobres en su país natal de Argentina— advirtió en "Evangelii" que la "idolatría al dinero" llevaría a una "nueva tiranía".

El papa también criticó la "teoría de la filtración de las riquezas", argumentando que ésta "expresa una cruda e ingenua confianza en la bondad de quienes ejercen el poder económico".

La crítica que el papa hizo al capitalismo emocionó a muchos católicos liberales, quienes por mucho tiempo han instado a los líderes de la iglesia a invertir más tiempo y energía en proteger a los pobres de las desigualdades económicas.

Sin embargo, Limbaugh, cuyo programa se calcula que alcanza a 15 millones de radioescuchas, mencionó que los comentarios del papa habían sido "tristes" e "increíbles".

"Es triste porque este papa deja ver muy claro que no sabe de lo que habla cuando se trata del capitalismo, socialismo, y así sucesivamente".

De hecho, Argentina fue un campo de batalla entre socialistas de izquierda y fuerzas de seguridad de derecha durante gran parte de la carrera inicial de Francisco en el país, donde fue un sacerdote jesuita y más adelante, arzobispo de Buenos Aires.

Limbaugh, quien no es católico, indicó que admira "profundamente" la fe. También admiraba al papa Francisco, "hasta ahora", expresó.

El anfitrión del programa de entrevistas también comentó que ha hecho numerosas visitas al Vaticano, el cual dijo "no existiría sin toneladas de dinero".

"Pero, de todas formas, lo que vemos aquí, es que alguien ya sea ha escrito esto por él o lo ha influenciado", añadió Limbaugh. "Es puro marxismo lo que sale de la boca del papa".

Limbaugh en especial mostró su desacuerdo con las críticas que el papa hizo respecto a la "cultura de la prosperidad", la cual el pontífice llamó un "simple espectáculo" para las muchas personas que no pueden participar.

"Esto es casi una declaración acerca de quién debería controlar los mercados financieros", dijo Limbaugh. "Él afirma que la economía global requiere del control del gobierno".

"No soy católico, pero conozco lo suficiente como para saber que habría sido inconcebible que un papa creyera o dijera esto hace tan sólo unos años", continuó Limbaugh.

De hecho, el predecesor de Francisco, Benedicto XVI, quien ahora es un papa emérito, podría haber sido un crítico igual de firme hacia el capitalismo.

En 2009, Benedicto, en una carta oficial de la iglesia llamada encíclica, dijo que había una necesidad urgente de que hubiera "un orden político, jurídico y económico" que "manejara la economía global".

Como Limbaugh señala, el predecesor de Benedicto, el fallecido papa Juan Pablo II, era un notable enemigo del comunismo, después de vivir bajo sus opresiones en su país natal de Polonia. Sin embargo, incluso Juan Pablo pensaba que el capitalismo no reglamentado podría tener consecuencias negativas.

En "Evangelii", Francisco llamó más a una revolución espiritual y ética, que a una revolución reguladora.

"Animo a los expertos financieros y líderes políticos a considerar las palabras de uno de los sabios de la antigüedad: 'No compartir las riquezas con los pobres es robarles y privarlos de sus medios de subsistencia. No son nuestros propios bienes, los que poseemos, sino son de ellos'", dijo Francisco, citando a San Juan Crisóstomo, un religioso del siglo V.

El lunes, católicos liberales defendieron al papa Francisco, e instaron a Limbaugh a disculparse y retraerse de sus comentarios.

"Referirse al Santo Padre como un defensor del 'marxismo puro' es tanto mal intencionado como ingenuo", dijo Christopher Hale, de la organización Catholics in Alliance for the Common Good (Católicos en alianza por el bien común), con sede en Washington. "Las críticas que Francisco hace respecto al capitalismo descontrolado van de acuerdo con las enseñanzas sociales de la iglesia".

Limbaugh no es el único comentador conservador que ha mostrado su desacuerdo hacia las opiniones del papa respecto al capitalismo.

"Voy a la iglesia para salvar mi alma", expresó Stuart Varney, de Fox News, quien es miembro de la Iglesia Episcopal. "No tiene nada que ver con mi voto. El papa Francisco los ha vinculado a los dos. Ha ofrecido críticas directas respecto a un sistema político. Ha caracterizado dicho sistema de forma negativa. Creo que quiere influenciar mis ideas políticas".

Sin embargo, no parece que las críticas están desacelerando a Francisco. Ha empezado a enviar a un contingente del Vaticano, incluyendo a la Guardia Suiza Pontificia, a Roma a entregar alimentos y a hacer obras benéficas.

OPINIÓN: El papa Francisco no cambia nada pero lo cambia todo

OPINIÓN: El papa quiere una Iglesia Católica compasiva y audaz