Por Chris Murphy, CNN

(CNN) - Termina una extenuante campaña de calificación, y para 32 naciones futbolísticas podría comenzar el sueño.

El viernes, aquellos que han sido lo suficientemente afortunados para calificar para la Copa del Mundo 2014 en Brasil sabrán a quién enfrentarán en la etapa de grupos en uno de los mayores escaparates del mundo del deporte.

Los encuentros se fijarán, este año mediante un procedimiento más complejo que en eventos previos, los participantes descubrirán dónde van a jugar los sus partidos y podrán comenzar a trazar una ruta a la final en Río de Janeiro.

Para el país anfitrión, también, ésta es una oportunidad para generar noticias positivas después de meses de titulares en donde se describen retrasos en la construcción y protestas públicas por los costos que se disparan.

La historia más reciente, y trágica, que salió a la luz estaba relacionada con la muerte de dos trabajadores de la construcción después de que una grúa se desplomara en la Arena Corinthians en Sao Paulo, en donde se llevará a cabo el partido inaugural de la Copa del Mundo.

El viernes se marca el comienzo de la cuenta atrás al 12 de junio del próximo año, cuando en Brasil comience un festival de fútbol de un mes de duración que seguramente cautivará al mundo. ¿Dónde?

El sorteo se realizará en el complejo turístico de Costa do Sauipe, en Bahía, en la costa noreste de Brasil.

Asistirán representantes de cada país de la Copa Mundial, así como los altos mandos de la FIFA, entre ellos el presidente Sepp Blatter.

La ceremonia será transmitida en vivo a 193 países a la 1 p.m., hora local (1700 CET), con 1.300 invitados y 2.000 periodistas.

Como siempre, habrá espectáculos, entre ellos presentaciones de los cantantes brasileños Alexandre Pires y Vanessa da Mata, así como un cuerpo de baile de la Companhia de Danca Debora Colker.

Ya ha habido alguna controversia, cuando los dos actores programados para ser anfitriones del sorteo, Lázaro Ramos y Camila Pitanga, ambos de piel oscura, fueran reemplazados por otro matrimonio célebre, Fernanda Lima y Rodrigo Hilbert, que son rubios y blancos.

¿Qué es?

El sorteo de la Copa del Mundo determina contra quién jugará cada uno de los 32 países en la etapa de grupos.

Los equipos serán divididos en ocho grupos de cuatro equipos cada uno, en base al sistema de reparto de la FIFA y su separación geográfica, lo que significa que los equipos de la misma área de calificación no podrán ser asignados en el mismo grupo.

Se exceptúa con los países europeos, debido a que 13 participan en el torneo, pero no más de dos de la misma región podrán ser asignados al mismo grupo.

Los ganadores de un grupo en particular se enfrentarán con el finalista de otro cuando el torneo alcance la etapa de los octavos de final, la primera de las etapas eliminatorias.

Las clasificaciones  

Ocho de los equipos en el sorteo son cabeza de serie, siete de ellos son los equipos que ocupan los puestos más altos en la clasificación de la FIFA, el octavo es el anfitrión, Brasil.

Los siete más altos cuando se anunciaron en octubre las clasificaciones son: el campeón defensor España, junto con Alemania, Argentina, Colombia, Bélgica, Uruguay y Suiza.

Las clasificaciones se calculan en base al desempeño en el juego del equipo durante los últimos cuatro años; se le otorga mayor importancia al año más reciente. Los equipos ganan puntos de clasificación por partido ganado o empatado, pero nada por una derrota.

Los puntos varían con cada partido dependiendo de contra quién juegan y si es un partido amistoso o de clasificación.

Números impares  

Cuando hay ocho equipos que no son cabeza de serie, como ocurrió en 2010, el sorteo funciona de forma sencilla y sin complicaciones, lo que significa que la FIFA puede organizar a los países en cuatro grupos de ocho equipos.

Pero como en la Copa del Mundo de 2014 hay nueve equipos europeos que no son cabeza de serie, las cosas son un poco más complicadas.

La FIFA ha decidido colocar a estos nueve equipos en un recipiente, y antes del sorteo colocarán a uno de estos países que se irá a la segunda olla con cinco países africanos y los dos equipos suramericanos que no son cabeza de serie.

Ese país será elegido al azar, muy a pesar de Francia, que clasificó por medio del desempate, que es el país con menor clasificación en la etapa de clasificación europea.

Este elemento aleatorio no ha salido bien con algunos de los otros países en esa parte del sorteo.

Bombo X  

Para comenzar, Brasil será automáticamente colocado en el Grupo A por ser el anfitrión.

Luego, los otros equipos cabeza de serie serán asignados a sus grupos, que llegan hasta el Grupo H.

Y a partir de allí, se complica.

Con un equipo europeo que no es cabeza de serie ahora dentro del recipiente número dos; en el mismo recipiente se encuentran países de tres zonas geográficas distintas.

Esto aumenta las probabilidades de que tres países europeos terminen en el mismo grupo, una violación al principio de la FIFA de "separación geográfica".

Ante esto, el órgano gobernante decidió crear el "Bombo X" en donde se colocarán los equipos suramericanos cabeza de serie.

Se sacará uno y luego se emparejará en un grupo con el equipo que no es cabeza de serie del recipiente dos.

Después de esto, el resto de los equipos serán asignados a sus grupos, únicamente habrá otro problema con Chile y Ecuador, que pueden saltarse un grupo para evitar ser sorteados con los equipos cabezas de serie suramericanos.

El Grupo de la Muerte  

Como siempre ocurre en un sorteo de perfil alto, existe el potencial del llamado "Grupo de la Muerte".

Sea cual sea el equipo europeo que no es cabeza de serie que sea retirado de recipiente cuatro y colocado en el recipiente dos, podría ser perdonado para ver el resto del sorteo detrás del sofá.

Ese país tendrá garantizado el enfrentamiento contra uno de los cabezas de serie suramericano del Recipiente X: Brasil, Argentina, Colombia o Uruguay.

Entonces se podrían enfrentar a Estados Unidos del recipiente tres e Italia o los Países Bajos del recipiente cuatro, por lo que la clasificación para los octavos mucho más difícil.