Por Eliott C. McLaughlin, CNN

(CNN) - Muchas personas en Lexington, Kentucky, esperan un "Milagro de Navidad" para el hombre con mayor número de arrestos de la ciudad y, probablemente, del mundo.

Es un dudoso honor, seguro, pero Henry Earl, de 64 años de edad, se ha convertido en una especie de celebridad, especialmente entre los estudiantes y la policía en la ciudad de 300.000 habitantes. Para muchos, el indigente pasa como James Brown, el "Padrino de la música Soul", y lo pueden encontrar cantando y sacudiendo su bolsa de dinero para conseguir dinero para comprar su próxima copa.

De allí los arrestos, los cuales han superado los 1.500 de acuerdo con The Smoking Gun, la cual es propiedad de la compañía madre de CNN.

Está programado que Earl asista a la corte de Fayette County el jueves para una audiencia de revocación de libertad condicional después de haber sido arrestado por intoxicación alcohólica la pasada semana, esto lo hizo pasar su tercer día de Acción de Gracias en la cárcel en cinco años. También pasó en la cárcel su cumpleaños 64 en octubre, informó The Smoking Gun.

"Hubo un periodo en que no pudimos acceder a sus arrestos. Creemos que probablemente han sido más de 1.600, pero hemos decidido irnos por lo seguro", dijo en un correo electrónico William Bastone, Editor del sitio.

The Smoking Gun se ha convertido en un tipo de almacén de facto de las estadísticas de arrestos de Earl —por ejemplo, el sitio dice que ha registrado casi 6.000 días colectivos en la cárcel— y en septiembre de 2008, corrigió a una estación de televisión local que transmitió un informe en donde se declaraba que Earl había sido arrestado por vez número 1.000.

No fue así, informó el sitio. Earl ha sido arrestado 1.332 veces al 31 de agosto de 2008. Resultó que la estación no había accedido a los registros anteriores a 1992, y omitió 264 arrestos tan sólo en las décadas de 1970 y 1980, dijo The Smoking Gun.

(Reconocimiento público: CNN también informó mal acerca del arresto número 1.000.)

"Literalmente hemos seguido el historial de arrestos de Henry Earl (y coleccionado sus fotografías del rostro realizadas durante el fichaje) durante una década. Incluso hemos dedicado una página a él en nuestro último libro", escribió Bastone. "   Hemos llevado un registro de sus arrestos y los días que ha permanecido encarcelado como resultado de esos arrestos".

Hombre en la ciudad  

La policía de Lexington y los funcionarios de la prisión de Fayette County dicen que no pueden confirmar un número exacto porque sus registros datan únicamente a partir de 1992 (Earl comenzó su carrera de arrestos en 1970); sin embargo, la portavoz de la policía de Lexington, Sherelle Roberts, dice que Earl ha estado "en definiva" esposado más de 1.000 veces.

"Es una cuestión semanal, si no es de cada dos o tres días", dijo. "Él nunca ha hecho algo malo o ilegal a propósito. ... Simplemente está tan altamente intoxicado que es un peligro para sí mismo".

Casi todos sus arrestos han sido por intoxicación alcohólica, aunque ha habido la ocasional invasión criminal a propiedad privada, dijo Roberts.

Incluso ha habido ocasiones en que Earl ha sido puesto en libertad de la Prisión del Condado de Fayette por la noche, únicamente para volver a media noche. Una anécdota -y hay muchas- lo ubica recién salido de la chirona en un negocio de bocadillos cerca del campus de la Universidad de Kentucky, contando chistes y bailando a cambio de dinero, escribió el comentador Douglas Hurt en la página web de The Smoking Gun.

"Caminamos afuera y él dijo que tenía que ir a un lugar y miró alrededor como si estuviera buscando a alguien. Nada más decirme esto y un policía aparece conduciendo, y Henry dice, 'Bueno... aquí está mi transporte' y coge la bebida de alguien más y la lanza al automóvil policial", escribió Hurt.

Últimamente, los jueces han estado dictando sentencias más severas, dijo la portavoz de prisiones Jennifer Taylor. Dijo que algunas de las sentencias de Earl en años recientes han tenido una duración de tres meses. Este año ha sido arrestado cinco veces, dijo. En el pasado, cuando sus sentencias eran más cortas, era común que Earl acumulara docenas de arrestos en un año, dijo.

"La mayoría de las personas en las calles de Lexington lo conocen", dijo Taylor. Una banda local, los Dangles, incluso compuso una canción sobre él hace unos años. El coro dice, "Así que dile a Henry Earl que quiero ser su novia/Él es el chico más cuerdo en la ciudad y puede bailar como James Brown/A diferencia de otros chicos que me hicieron llorar".

Luces de esperanza  

Se han visto señales que Earl podría cambiar sus costumbres. En 2009, asistió a un programa de recuperación del alcoholismo durante unos cinco meses antes de caer de nuevo en él a tan sólo unos días de su graduación, dijo el abogado Stephen Gray McFayden, que ha representado a Earl tres veces en 2008 y 2009.

Earl estaba en camino de conseguir un apartamento y beneficios de estampillas de alimentos, de manera que McFayden estaba especialmente decepcionado cuando Earl rompió con su racha de sobriedad en abril de 2009.

"Me decía cuánto lo sentía. De hecho, estaba llorando", recordó el abogado.

McFayden tomó el caso de Earl de forma pro bono después de decidir que el dipsómano de la ciudad era un blanco fácil para los oficiales de policía que buscaban una detención rápida.

"Simplemente se sube al automóvil en las esposas y se va", dijo McFayden de Earl, y agregó que cuando Earl se presenta frente a un juez, "Se declara culpable en cinco minutos".

Earl, que comenzó a beber en la adolescencia cuando murió su madre adoptiva, podría tener "miedo a la sobriedad", dijo McFayden. Muchas personas han intentado ayudarlo, entre ellos la Juez de la Corte del Distrito del Condado de Fayette, Megan Lake Thornton, quien le permitió ir a rehabilitación en 2009 a pesar de que la ley exige 90 días en la cárcel.

"Nos dio mucha libertad de acción para trabajar con Henry. Muchos de sus éxitos en el pasado se han debido a que ella le ha dado oportunidades en primer lugar", dijo el abogado. "   Muchos jueces piensan sobre el desperdicio que es encarcelar a alguien por 90 días por estar borracho".

A pesar del hecho que Earl no incluye en su lista a parientes cercanos en sus registros de arrestos -y McFayden dijo que la única familia de la que tiene conocimiento vive en Georgetown, a unas 13 millas (20,9 kilómetros) al norte de Lexington- Earl no ha aceptado trasladarse a Pittsburg para alejarse de los elementos que lo devuelven a la bebida. Le gusta Lexington y no se quiere marchar.

"Lo bueno es que sabe dónde están las cosas. Lo malo es que sabe dónde están las cosas", dijo McFayden.

¿Sobriedad en el horizonte?  

Aún así, el abogado tiene la esperanza de un "milagro de Navidad": ver a Earl dejar el hábito por el alcohol de una vez por todas.

No es el único.

Ginny Ramsey, cofundadora del Centro de Acción Católica de Lexington, dijo que considera al "muy agradable" Earl como un amigo. Se aparece ocasionalmente por el centro para una cama y algo de comer, pero es "bastante independiente", dijo.

"No puedes evitar quererlo, te digo. ... Es sincero así como es el día de largo", dijo. "   Con Henry Earl siempre vas a oír la verdad".

Dijo el miércoles que probablemente conduciría a para ir a visitar a Thornton y ofrecerle albergarlo en el centro de voluntarios sin ánimos de lucro, en donde colocarlo bajo techo costaría $2,50 la noche en lugar de los $80 diarios que costaría a los contribuyentes en la cárcel.

Pero, reconoce, "no servirá hasta que no se sienta enfermo y cansado de estar enfermo y cansado". El personal del centro estaba "a punto de" encaminarlo por la senda correcta el año pasado, pero Earl le dijo, con la sonrisa característica en su rostro, "No estoy listo", dijo ella.

Tal vez este año lo haré.

"No creo que tome muchos más inviernos, y este podría ser ese invierno", dijo Ramsey. "Nunca habrá un momento en que no encuentre algo, incluso alguno de nuestros sofás, para Henry Earl".