(CNN Español) - La Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó esta madrugada la pretensión de Nicaragua de frenar la construcción de la Ruta 1856, cuando solicitó nuevas medidas provisionales ante posibles daños contra el medio ambiente, petición que los jueces rechazaron de plano, 16 votos a 0.

La Corte determinó que no había razones para imponer medidas provisionales contra Costa Rica por la construcción del camino (que en un tramo corre paralelo al río San Juan) como lo había solicitado Nicaragua, y con ello, por segunda ocasión, en pocos días, se registra una clara victoria jurídica para Costa Rica.

Ello por cuanto el 22 de noviembre la CIJ también le había dado la razón a Costa Rica en su solicitud de medidas provisionales contra Nicaragua, y había ordenado a Managua retirar el personal militar y civil de Isla Portillos, abstenerse de realizar cualquier dragado, a la vez que rellenar una zanja que pretendía unir dos caños artificiales con el mar Caribe.

La resolución anunciada esta madruga en el Palacio de la Paz, en La Haya, expresa que: “la Corte encuentra que Nicaragua no ha demostrado que existe ningún riesgo real e inminente de perjuicio irreparable a los derechos que invoca”  y agrega: “La Corte concluye de lo anterior que la solicitud para la indicación de medidas provisionales hecha por Nicaragua no puede ser concedida”.

Nicaragua había presentado una solicitud con tres medidas provisionales por la construcción del camino costarricense, como respuesta a una solicitud que Costa Rica había presentado en septiembre pasado, por la construcción de dos caños nuevos en territorio costarricense disputado por Managua. Todas ellas fueron rechazadas el día de hoy por la Corte.

La presidenta Laura Chinchilla celebró el fallo de la corte en Twitter:

A pesar de la negativa de la Corte Internacional de Justicia de La Haya ante la solicitud de emitir medidas cautelares en contra de Costa Rica, para el gobierno de Nicaragua sí se lograron los objetivos, ya que por lo menos en el próximo año no se continuará con la construcción de la carretera que a su juicio ha perjudicado al medio ambiente.

En un comunicado, el gobierno de Nicaragua dijo que se siente "satisfecho" por el "reconocimiento de la CIJ de la existencia del impacto ambiental causado al Río San Juan de Nicaragua como consecuencia de la negligente construcción y planificación de dicha carretera".

Además, hizo un "llamado a la Hermana República de Costa Rica a abstenerse de toda acción que pueda agravar o prolongar la controversia ante la Corte o hacerla más difícil de resolver".