Por Peter Shadbolt

(CNN) — La contaminación en Pekín actualmente es tan grave y habitual que la autoridad de aviación civil nacional exigirá a los pilotos de incluso líneas aéreas comerciales pequeñas, que sean capaces de efectuar "aterrizajes a ciegas".

La decisión pretende aliviar los retrasos que se dan en el aeropuerto internacional de Pekín, el cual ha tenido los peores retrasos de entre 35 aeropuertos internacionales.

Según el China Daily, dirigido por el estado, la Administración Civil de Aviación de China (ACAC), a partir del 1 de enero, requerirá que los pilotos que vuelen de los diez aeropuertos más transitados de China hacia Pekín logren usar un sistema de aterrizaje guiados en días nublados con una visibilidad de 400 metros.

"Esto es parte de una serie de medidas que la administración tomó recientemente para aumentar el desempeño a tiempo de los vuelos", le dijo una fuente de la ACAC al China Daily.

Los aviones grandes de pasajeros de aerolíneas internacionales requerirán que sus pilotos tengan una certificación de "aterrizaje a ciegas de categoría 2", la cual les permite aterrizar cuando haya mala visibilidad. Ésta fue una de las razones, señaló la fuente, por las que las aerolíneas experimentó menos retrasos.

El último episodio de contaminación en Pekín y Shanghái ha llevado a la cancelación o retraso de cientos de vuelos, dejando pasajeros varados y causando caos en los aeropuertos.

Informes de medios de comunicación chinos indicaron que mientras 80% de los pilotos de Spring Airlines, la mitad de los pilotos de China Eastern y la mayoría de los pilotos de Juneyao Airlines habían recibido entrenamiento, sólo los aeropuertos más grandes como los de Shanghái, Guangzhou y Xian estaban equipados con sistemas en las pistas que permitían que se dieran aterrizajes a ciegas.

Un piloto de Cathay Pacific, quien no quiso ser identificado porque no estaba autorizado a hablar, dijo que los aviones modernos pueden ser aterrizados con cero visibilidad.

"La limitación más grande es realmente poder rodar por la pista de aterrizaje", le dijo a CNN, añadiendo que los aviones modernos cuentan con tres sistemas a bordo que podían aterrizar el avión de forma automática.

Él dijo que entrenarse en estos sistemas involucraba identificar deficiencias o fallos en cualquiera de los sistemas, y establecer en qué punto los pilotos tendrían que abortar un aterrizaje.

Añadió que los problemas que el smog y la contaminación representaban para la aviación no sólo eran propios de China y que otros países también habían tenido que lidiar con este problema.

"Todo el concepto del aterrizaje automático se desarrolló en Inglaterra en la década de los sesenta por la niebla que hay en Londres, y además de eso, por la contaminación que hubo en ese tiempo", dijo. "Se trata de simplemente la misma tecnología que se está aplicando en la revolución industrial que está ocurriendo en China en este momento".