Por Ben Brumfield

(CNN) — Una luna que orbita Júpiter ha enviado una pequeña señal. Podría estarle diciendo a los astrónomos que existe la posibilidad de que alberga vida ahí, y podría ofrecer una forma de averiguarlo.

Los científicos han reconocido una fumarola de vapor de agua que brotó 125 millas (201 kilómetros) sobre Europa, en una imagen especial capturada por el telescopio espacial Hubble, según dijo la NASA el jueves.

"Llevamos al Hubble a sus límites para obtener esta emisión apenas visible", dijo Joachim Saur, el principal investigador del telescopio en el proyecto.

No están completamente seguros aún, pero Saur y sus colegas creen firmemente que un géiser en el polo sur de Europa soltó el vapor de una fuente de agua líquida que se encuentra debajo de la superficie de la luna.

Vida acuática

Muchos científicos están seguros de que un océano profundo se encuentra debajo de la capa de hielo de millas de grosor que cubre la luna, dijo la Unión Geofísica de Estados Unidos (AGU, por sus siglas en inglés).

El cuerpo celestial completo luce como una bola de hielo blanca y áspera.

Europa, la cual se encuentra demasiado lejos del sol como para recibir el calor de sus dorados rayos, tiene temperaturas en su superficie tan bajas como -328 grados Fahrenheit, dijo la AGU. Ésta es una temperatura en la que casi nada con vida podría sobrevivir.

Pero la luna probablemente recibe calor desde adentro. Los científicos creen que la fricción causada por la fuerza gravitacional hacia su núcleo hace que el océano interno no se congele.

Su agua podría tener la química adecuada como para albergar una forma bastante básica de vida acuática. Y esta columna de vapor recién descubierta puede ofrecer una manera más fácil de averiguarlo, dijo a la NASA el astrónomo Lorenz Roth.

Él analizó la información obtenida por el Hubble.

"Si esas plumas están conectadas con el océano de agua que estamos seguros existe debajo de la corteza de Europa, entonces esto significa que investigaciones futuras pueden centrarse directamente en indagar sobre la composición química del ambiente posiblemente habitable de Europa sin tener que perforar capas de hielo. Y eso es increíblemente emocionante".

Un vuelo más económico

En lugar de tener que aterrizar ahí con perforadoras transportadas por una nave espacial grande y costosa para tomar una muestra de agua, una sonda ahora podría simplemente volar hacia donde se encuentra el vapor, absorber un poco y analizarlo.

El dinero es importante cuando se trata de estudiar Europa. La mayor parte de la información que los astrónomos tienen de dicha luna viene de datos obtenidos por la misión Galileo a Júpiter, la cual finalizó en 2003 y estaba repleta de suspensiones de financiamiento, dijo la AGU.

El laboratorio de propulsión a chorro de la NASA ha estado tratando de crear experimentos de menor presupuesto a fin de obtener financiamiento para llevar a cabo una misión que sea más posible de realizar, según la AGU. Involucrarían un módulo orbital para que observara la superficie a largo plazo, y una nave espacial que volara ahí para tomar imágenes de radar de lo que hay debajo del hielo.

Ahora, podría haber otro experimento incluso más atractivo e igualmente económico para agregar a la lista.

Se necesita más imágenes

Pero antes de que todo esto suceda, el Hubble necesita tomar otras imágenes de las plumas para confirmar el descubrimiento.

Y aún entonces, podría pasar bastante tiempo antes que Saur y sus colegas se sientan cómodos con sus análisis de las imágenes espectográficas que perciben las ondas luminosas de Europa. El vapor no es visible a simple vista. El Hubble pudo detectarlo sólo porque electrones se chocaron contra él, convirtiéndolo en moléculas de hidrógeno y oxígeno.

El anuncio del jueves se basó en imágenes registradas en diciembre del año pasado, dijo la NASA. Este tiempo fue necesario para estar razonablemente seguros de que las nubes no estaban siendo causadas por algo más, como partículas cargadas que volaran ahí a través del campo magnético de Júpiter, o un meteorito colapsando.

¿Delfines? No

Si se lanza una misión a Europa, no esperes que encuentren un delfín.

Debido a las condiciones extremas del océano -si existe- los científicos probablemente encontrarían -si encuentran algo- el tipo de microbios que viven bajo los casquetes árticos de la Tierra, o cerca de volcanes submarinos, dijo la AGU.

Ésta no es la primera vez que científicos han encontrado vapor que sale de la luna de otro planeta.

Un módulo orbital de la NASA ha detectado brotes similares en una de las lunas de Saturno, Encelados, dijo la NASA.

Pero éste es un hallazgo sensacional, si se confirma.

Podría representar el lugar más cercano a la Tierra donde los científicos podrían encontrar vida que aún existe fuera de nuestro planeta.