Detienen a una madre tres meses después de que su hijo de 5 años desapareciera
21 diciembre 2013
06:59 AM ET

Detienen a una madre tres meses después de que su hijo de 5 años desapareciera

(CNN) – La última vez que su familia vio a Jeremías Oliver, de 5 años, fue en Massachusetts el 14 de septiembre. Sin embargo, la investigación sobre su desaparición no comenzó hasta la semana pasada cuando se alertó a las autoridades por primera vez. Ahora se teme que el niño haya muerto. Su madre y su novio han sido arrestados y la gran pregunta sin respuesta es cómo puede pasar desapercibida la desaparición de un niño durante tres meses.

¿Cómo pudo suceder? Especialmente teniendo en cuenta que se trataba de un niño que se supone que iba a estar recibiendo visitas mensuales de un trabajador social estatal? Resulta que, trágicamente, Jeremías no recibía estas visitas, según las autoridades estatales.

¿Quién tiene la culpa? Ahora llega el momento de que alguien rinda cuentas por esta negligencia.

"Lamentablemente han coincidido la negligencia y el abuso", dijo Olga Roche, del Departamento de Niños y Familias de Massachusetts. Esta agencia estatal tiene la responsabilidad de proteger a los niños contra el abuso infantil. Roche dijo que lo ocurrido es una "falta grave" y que se despidió fulminantemente al trabajador social y el supervisor responsables del caso.

"El trabajador social asignado al caso no hizo las comprobaciones mensuales con la familia que debía", dijo Roche en un comunicado. "Y el supervisor no reaccionó ante ello".

No han trascendido los nombres ni del trabajador social, ni de su supervisor, pero su portavoz del sindicato asegura que ellos son los "chivos expiatorios" en una entidad que está desbordada.

"Estamos decepcionados de que la Comisionada Roche esté más interesada en acusar a los responsables que en aceptar la responsabilidad de otra tragedia en su haber", dijo Jason Stephany del Del sindicato de empleados internacional Local 509, que representa a los trabajadores sociales del Departamento de Niños y Familias. "En cambio, ella ha elegido un conveniente chivo expiatorio para desviar la culpa de los administradores del departamento".

Más culpa para repartir
Pero el gobernador Deval Patrick dejó entrever el viernes que podrían no ser los únicos responsables."Le he pedido a la Comisionada que analice si la responsabilidad va más allá de los dos despedidos", dijo en una aparición en Boston Public Radio. "Tengo razones para creer que así es".

La última documentación de una interacción con Jeremías fue en mayo, según el portavoz del Departamento de Niños y Familias Alec Loftus. En junio, Loftus asegura que la trabajadora social le dijo que Jeremías se había mudado a Florida para vivir con su abuela, pero nunca se molestó en verificar si era cierto.

La última vez que hubo una visita a la casa fue en noviembre, en la que Loftus explica que la trabajadora social presentó una tarjeta de presentación que indicaba que esta sería la última visita de DCF.

Apenas unos días después, el 2 de diciembre, la hermana de 8 años de edad, de Jeremías contaba a los consejeros de su escuela primaria que el novio de su madre, Alberto Sierra, de 22 años, había abusado de ella, de acuerdo con una declaración jurada ante la policía.

Aunque CNN intentó contactar con el abogado de Sierra las llamadas no fueron devueltas.

"Como resultado de esas declaraciones" la declaración continúa: "[Ella] y [ otro hermano que no es Jeremías ] fueron rescatados de la casa y se encuentran en un lugar más seguro tutelados".

Cuando los policías preguntaron a Elsa Oliver, de 28 años, donde se encontraba su tercer hijo, Jeremías, les dijo que se había mudado a Florida, según dijo a dijo a CNN una fuente de las fuerzas del orden que participan en la investigación.

Esta vez, sin embargo, iba a tener que probarlo.

¿Dónde está Jeremías?
La madre compareció ante un juez de menores del estado en una audiencia el 13 de diciembre, donde se apreció que tenía "contusiones, el pelo despeinado y parecía haber sido asaltada", según documentos de la corte. Ella se negó a revelar el paradero de Jeremías, de acuerdo con la fuente.

El juez le ordenó que entregara al niño dentro de las 72 horas siguientes. El tiempo pasó y no hay rastro de Jeremías.

Oliver fue arrestada.

La madre ha sido acusada de imprudencia temeraria en el cuidado de un menor y dos cargos de encubrimiento de un delito grave (asalto y agresión con un arma peligrosa), según un comunicado de la Fiscalía del Condado de Worcester Joseph Early.Aunque ella se ha declarado inocente de ambos cargos.

Esos cargos no necesariamente están relacionados con Jeremías y más detalles podrían surgir en una audiencia del 24 de diciembre, un portavoz de la oficina del fiscal de distrito dijo.

El abogado de Elsa Oliver, James Gavin Reardon, tampoco pudo obtener más datos sobre el paradero del pequeño."Me reuní con ella durante 10 horas y no pude obtener ninguna información significativa ", dijo Reardon, que ha pedido una evaluación de salud mental, cuyo resultado aún no ha trascendido, de la madre para determinar si ella era aún lo suficientemente competente para enfrentar cargos.

Sierra, por su parte, está acusado de dos cargos de asalto y agresión con un arma peligrosa y dos cargos de asalto y agresión a un niño y causar lesiones corporales, según la oficina del fiscal de distrito. También él se ha declarado inocente.

Él tiene una audiencia programada para el 24 de diciembre. Por ahora, las autoridades mantienen la esperanza de que Jeremías pueda estar por ahí en alguna parte, y están pidiendo alguien que sepa algo que contacte con la policía del estado de Massachusetts.

Temas: ,
Secciones: Crimen • Estados Unidos • Familia • Noticias