El presidente de Irán felicita en Twitter al papa y a los cristianos por la Navidad

Por Tara Kangarlou y Tom Cohen, CNN

(CNN) — ¿Una nueva señal de acercamiento a la cultura occidental o una táctica de relaciones públicas?

El mayor líder de Irán usó Twitter para enviar felicitaciones navideñas que alaban a Jesús, continuando con la era de la difusión en redes sociales, por un gobierno antes conocido por su extremismo islamista y agresividad política.

“Que Jesucristo, profeta de amor y paz, nos bendiga a todos en este día. Deseando Feliz Navidad para quienes la celebren, (especialmente) a los cristianos iraníes”, se lee en un tuit desde la cuenta oficial del presidente Hassan Rouhani.

En respuesta a Rouhani, el líder supremo chiíta, el Ayatola Ali Khamene, tuiteó: “No hay duda de que Jesucristo no tiene menor valor entre los musulmanes que (el que tiene) entre los piadosos cristianos”.

El miércoles Rouhani mencionó la cuenta del papa Francisco, felicitándolo por el cumpleaños de Cristo, "profeta del amor, la piedad y la amistad".

Estos mensajes se dan mientras Irán busca remodelar su relación con Estados Unidos y otros poderes occidentales más de tres décadas después de que la revolución islámica pusiera en marcha un distanciamiento político.

Con su economía dañada por sanciones internacionales debido a su programa nuclear, Irán recientemente aceptó detener parte de su desarrollo nuclear a cambio de que se suavicen algunas de las sanciones.

Los mensajes fueron publicados por líderes de la República Islámica en el que las minorías religiosas no son completamente libres de participar en el gobierno iraní y a menudo enfrentan discriminación.

Mientras que Jesús y los cristianos pueden expresar su fe libremente hasta cierta medida, el gobierno ataca a los conversos del Islam y cualquier esfuerzo para hacer proselitismo que no sea musulmán.

En 2012, Irán arrestó a Saeed Abedini, un ciudadano estadounidense convertido al cristianismo y que predicaba abiertamente su creencia a Jesús. Permanece en prisión en Irán y su esposa y otros han criticado a la administración Obama por no negociar su liberación como parte de las pláticas nucleares.