(CNN) — El auto en el que viajaba Paul Walker cuando chocó en noviembre pasado iba a más de 160 kilómetros por hora, de acuerdo con el reporte del forense sobre la muerte de Walker y su acompañante, Roger Rodas.

El informe fue publicado este viernes por la oficina del forense del condado de Los Ángeles.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Walker, quien saltó a la fama como estrella de la saga cinematográfica sobre carreras de calle de alta velocidad, Fast and Furious, estaba en el asiento del pasajero de un Porsche Carrera GT 2005, conducido por su compañero de equipo de carreras.

El vehículo se estrelló contra un poste de luz y se incendió en un complejo de oficinas en la Comunidad Valenciana en Santa Clarita, a unos 30 kilómetros al norte de Hollywood.