(CNN) - Su apodo en el campo de fútbol era "Der Hammer", apropiado para un hombre que muestra mucho interés en derribar las barreras que los homosexuales enfrentan en el deporte.

Thomas Hitzlsperger, un ex internacional alemán, reveló el miércoles que es homosexual; esto lo convierte la estrella de fútbol de más alto perfil en hacer esta declaración hasta ahora.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El futbolista de 31 años, quien se retiró del juego en septiembre, le dijo al periódico alemán Die Zeit que quiere continuar el debate sobre la homosexualidad en el deporte, lo cual durante mucho tiempo ha sido un tabú.

"Estoy hablando abiertamente acerca de mi homosexualidad porque quiero fomentar la discusión sobre este tema entre los deportistas profesionales", dijo en un extracto previo a la publicación de la entrevista completa el jueves.

"Ha sido un proceso largo y difícil. Sólo en los últimos años me he dado cuenta de que prefiero vivir junto a un hombre".

El hecho de que su legado pueda llegar a ser dominado por su decisión de revelar su sexualidad muestra cuán divisorio es aún el tema en el fútbol.

El mismo día, el diario francés Le Parisien informó sobre un documental que se transmitirá en Canal+, en el que Alex, el defensa del París-Saint Germain expresa su desaprobación respecto a la homosexualidad, con base en su fe.

El internacional brasileño, quien también ha jugado para el Chelsea, de la Premier League, es citado diciendo: "Dios creó a Adán y Eva, no a Adán y Yves".

En febrero del año pasado, el ex internacional de Estados Unidos, Robbie Rogers, reveló que era homosexual el día en que anunció que se retiraba del juego. Posteriormente, firmó un contrato con el club Los Angeles Galaxy, de la Major League Soccer, en mayo.

El futbolista sueco Anton Hysen, hijo del ex defensa del Liverpool, Glenn Hysen, declaró su homosexualidad en 2011 y le dijo a CNN el año pasado que había hablado con otros jugadores homosexuales que estaban demasiado asustados como para hacer lo mismo.

Hitzlsperger dijo que aunque la homosexualidad en general era aceptada tras bambalinas en los clubes para los que jugó, todavía había momentos incómodos.

"En Inglaterra, Italia y Alemania, ser homosexual no es gran cosa, al menos no en el vestuario", le dijo a Die Zeit.

"Nunca me sentí avergonzado de ser quien soy, pero no siempre era fácil sentarse en una mesa con 20 hombres jóvenes y escuchar chistes sobre homosexuales".

"Los dejas seguir adelante con ello, siempre y cuando los chistes sean algo divertidos y no demasiado insultantes. Ser homosexual es un tema que se 'ignora' en el fútbol y no es 'un tema serio en el vestuario'".

"El espíritu de lucha, la pasión y la mentalidad ganadora están intrínsecamente ligados, lo cual no encaja en el cliché: ‘Los homosexuales son blandos’".

Hitzlsperger comenzó su carrera de 12 años en el fútbol en el equipo líder de Alemania, el Bayern Munich, y ganó el título de la Bundesliga durante un período de cinco años con el Stuttgart.

Pasó cuatro años en el club de la Premier League, Aston Villa, donde los aficionados a dicho club le otorgaron el apodo de "Der Hammer", debido a su potente disparo.

Hitzlsperger también pasó por el Everton y el West Ham United en Inglaterra, jugó una temporada de vuelta en Alemania con el Wolfsburg, y participó en algunos juegos para el Lazio en Italia.

Representó a su país en la Copa Mundial de 2006 y jugó en la final de los Campeonatos de Europa de 2008; obtuvo un total de 52 coronas en un período de seis años.