La mayoría de los miembros del Congreso de EE.UU. son millonarios

Por James O'Toole, CNNMoney

(CNNMoney) - Por primera vez en la historia, más de la mitad de los actuales miembros del Congreso son millonarios, según un nuevo informe de la organización sin ánimo de lucro Centro para Políticas Responsables (CRP, por sus siglas en inglés).

De los 534 miembros actuales del Congreso, al menos 268 tenían un patrimonio neto promedio de 1 millón de dólares o más en 2012, según el CPR basándose en formularios de declaraciones presentados el año pasado. Hace un año, el total era de 257 miembros, o un 48%.

El grupo dijo que la nueva cifra "representa un momento crucial en una época en la que los legisladores debaten asuntos públicos como los beneficios por desempleo, cupones de alimentos, y el salario mínimo, lo cual afecta a la población con muchos menos recursos, así como el hecho de que están considerando una revisión del código tributario".

La directora ejecutiva del CRP, Sheila Krumholz, declaró que los datos reflejan la realidad respecto a que "en nuestro sistema electoral, los candidatos necesitan acceso a la riqueza para llevar a cabo campañas viables financieramente, y los recaudadores de fondos más exitosos son políticos que se mueven en esos círculos".

El análisis de este año fue complicado debido a un cambio en las normas de declaración que permite a los legisladores informar sobre activos de alto valor e ingresos simplemente como "1 millón de dólares o más". Antes se exigían cifras más específicas.

El representante Darrel Issa, republicano de California, sigue siendo el miembro más acaudalado del Congreso, con un patrimonio neto  promedio  de 464 millones de dólares en 2012, obtenido de su negocio de alarmas para vehículos.

En el lado opuesto se encuentra otro representante de California, David Valadao, quien declaró un valor promedio neto de 12,1 millones de dólares en deudas, debido a préstamos hechos a su granja familiar.

El representante Alcee Hastings, de Florida, también tiene una deuda millonaria derivada de cuentas legales generadas durante la década de los 80, luego de que fuera acusado de recibir un soborno cuando era juez federal.