Rosetta: La nave que caza cometas
21 enero 2014
04:19 PM ET

Despierta la sonda espacial que caza cometas y hace contacto con la Tierra

Por Michael Pearson y Matt Smith, CNN

(CNN) – Como un viajero mareado después de una larga y fría noche, la nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea (AEE), cuyo objetivo es cazar cometas, se despertó, calentó motores y llamó a casa el lunes antes de iniciar la etapa final de su viaje.

Rosetta se sacudió 31 meses de sueño, durante los cuales viajó a los oscuros confines del sistema solar, y contactó a sus operadores el lunes por la tarde. El clamor estalló en el centro de control de la misión de la AEE en Darmastad, Alemania, cuando la señal de Rosetta llegó poco después de las 7 p.m. (1 p.m. hora del Este).

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

"La nave espacial está allí, está despierta y creo que todos nos sentimos abrumados", le dijo el director de la misión, Gerhard Schwehm, a los periodistas. Ahora, dijo, los controladores tendrán "dos años muy atareados por delante" a medida que se aproxima a su objetivo, el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, y lo sigue alrededor del sol.

Solo hubo una ventana de una hora para que la señal llegara a la Tierra, lo que puso a los científicos en ascuas.

"La nave decidió hacernos sufrir después de dos años y medio", le dijo a CNN Paolo Ferri, jefe de la Delegación de Operaciones de la AEE. "Llegamos casi al final de la ventana, estábamos muy tensos", dijo.

La sonda no tripulada fue lanzada en 2004 y ahora se encuentra a más o menos 500 millones de millas (800 millones de kilómetros) del Sol; ésta es una distancia que la coloca justamente pasada la órbita de Júpiter. A esa distancia, el mensaje que transmitió de vuelta tardó 45 minutos en llegar.

Cuando la señal finalmente llegó, hubo aclamaciones de alivio.

Si todo sale bien, Rosetta se encontrará con el cometa en agosto y volará con él durante dos años. Los científicos ahora tienen que aprender cómo maniobrar la nave alrededor de un cometa.

"Se trata de volar en un ambiente poco común para el vuelo espacial, donde hay gas y polvo y no mucha gravedad para mantener su órbita estable", dijo Ferri.

Rosetta también se supone que enviará un pequeño módulo de aterrizaje a la superficie del cometa en noviembre. La misión le dará a los científicos una percepción sin precedentes sobre la composición y la estructura de esos antiguos habitantes del sistema solar, dicen fuentes oficiales de la AEE.

"Esto es ciencia revolucionaria", le dijo Matt Taylor, científico del proyecto, a la televisión de la AEE. "Estamos viendo de dónde venimos, la evolución de nuestro propio sistema solar. Y los cometas son considerados como una especie de cápsula del tiempo hacia el principio del sistema solar".

Los científicos creen que los cometas, compuestos de roca y hielo, podrían haber traído agua y tal vez incluso los fundamentos primitivos de la vida a la Tierra.

Rosetta lleva 11 aparatos científicos; su módulo de aterrizaje tiene 10 más.

Los controladores de la AEE le ordenaron a Rosetta que apagara la mayoría de sus sistemas en junio de 2011 para ahorrar energía, mientras navegaba los más oscuros confines del sistema solar. La cantidad de luz solar que le llega a la sonda que funciona con energía solar es solo el 4% de la que la Tierra recibe, según la AEE.


Secciones: Ciencia y Espacio • Tecnología