Por Laurie Segall

NUEVA YORK (CNNMoney) — En un esfuerzo por promover la reforma inmigratoria, el grupo de apoyo FWD.us lanzó Push4Reform, una aplicación destinada a facilitar que sus seguidores puedan comunicarse con los miembros del Congreso e instarlos a tomar medidas.

Push4Reform reúne información sobre los miembros del Congreso y sus posturas respecto de la inmigración. Las personas que bajen la aplicación pueden ingresar sus códigos postales para saber si sus representantes y senadores apoyan determinadas reformas inmigratorias, lo que han dicho públicamente sobre el tema y encontrar las mejores maneras de contactarlos.

Esta aplicación es un pequeño paso como parte de un movimiento más grande de FWD.us, un grupo de apoyo liderado por el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y el emprendedor Joe Green; el proyecto cuenta con el apoyo de numerosos titanes de Silicon Valley. El grupo ejerce presión sobre el Congreso para que tomen medidas respecto a la reforma inmigratoria.

En noviembre, FWD.us organizó una hackatón con los llamados DREAMers; inmigrantes ilegales que llegaron a los Estados Unidos cuando eran niños y aún son personas indocumentadas.

"¿Quién puede hablar sobre la reforma inmigratoria y crear aplicaciones mejor que los mismos posibles beneficiarios?" ,le preguntó Green a CNNMoney.

Veinte inmigrantes indocumentados con habilidades en tecnología trabajaron con los fundadores de empresas tecnológicas como Zuckerberg y Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, con el propósito de desarrollar aplicaciones para la causa.

Push4Reform ganó el premio "La Mejor Defensa" en la competencia.

"Este producto es un gran ejemplo de la unión entre lo mejor en tecnología y lo mejor de Washington", dijo Green.

Los emprendedores Luis Aguilar, Justino Mora, y Kent Tam crearon la aplicación.

Aguilar, quien inmigró desde México cuando tenía nueve años, aprendió solo a crear programas de computadoras, pero se vio obligado a salirse de la universidad debido a las cuotas tan elevadas. Mora llegó a los Estados Unidos cuando tenía 11 años y estudia ciencias de la computación y ciencias políticas en UCLA. Tam también estudió en UCLA, pero no encuentra trabajo debido a su estado de inmigración.

Ahora que el Congreso ha reanudado sus labores luego del descanso de fin de año, el grupo busca intensificar sus esfuerzos por la reforma.

Pero los emprendedores tecnológicos a menudo son los primeros en reconocer la brecha que existe entre Silicon Valley y Washington. Y el enfoque tecnológico de Silicon Valley en cuanto a la resolución de problemas no siempre concuerda con un cambio de políticas bien arraigado.

Green reconoce que hacer el llamado a la reforma en Washington podría requerir de más que un código, pero el emprendedor permanece optimista.

"Creo que hay más parecido entre los dos lugares, ya que ambos están impulsados por grandes metas e ideas", afirma. "Pero mira, en Silicon Valley, si no te gusta cómo funciona algo, solo buscas otro camino. No puedes hacer eso con el Congreso. El Congreso está ahí y quieres lograr un acercamiento pragmático para presentarles algo".