(CNN Español) - Antonio Saca, expresidente de El Salvador y actual candidato al Ejecutivo por el Movimiento Unidad, asegura que el problema de seguridad en su país es de largo plazo y por tanto debe combatirse con una estrategia de prevención.

"Hay muchas personas que están diciendo que el problema de las maras se soluciona en 100 días: eso es imposible", dijo en Conclusiones con Fernando del Rincón.

Saca dijo que su plan para disminuir la violencia es prevención, reinserción "para aquél que no haya cometido delitos" y la presencia de más policías.

Con respecto a la propuesta del candidato Norman Quijano de implementar el Estado de Excepción para combatir a las maras, Saca dijo que "la violencia no se combate con violencia".

Para Saca, el mecanismo es utilizar la inteligencia policial y del Estado.

El candidato del Movimiento Unidad dijo no estar de acuerdo con establecer presuntos pactos que sólo sirven para que "las pandillas se fortalezcan".

"Ni pactos, ni tampoco violencia extrema y desatar un baño de sangre".

En cuanto al flagelo del narcotráfico, Saca propone un "esfuerzo centroamericano y que incluya a México".

Saca negó tener un acuerdo con el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FLMN) para dividir a la derecha.

"Yo no tengo ningún pacto con nadie", dijo, y agregó que no está participando en un juego político.

Saca demandó al empresario Hugo Barrera por presunta difamación y calumnia y exige una disculpa pública. "Lo que he tratado de mandar es un mensaje: en El Salvador hay libertad de expresión y yo soy defensor. Lo que no puede haber es abuso, ataque y difamación, por eso acudí a los tribunales".

"Nosotros nos retiramos del gobierno absolutamente libres de cualquier culpa".

Saca concluyó que en su eventual segundo mandato "la libertad de expresión está asegurada".