(CNN Español) - En medio de la creciente inflación que afecta a Argentina, 70.000 ciudadanos pueden controlar desde sus teléfonos celulares que los precios de la canasta básica, acordados entre el gobierno y los supermercados, se cumplan.

El app Precios OK permite escanear un productor y averiguar si el precio de uno de los 194 artículos acordados entre el gobierno y los supermercados está correcto. Si no es el caso,  el usuario puede denunciar al establecimiento.

Alrededor de 70.000 argentinos han bajado la aplicación para smartphones, que la semana pasada, según consultoras privadas, tuvo más descargas en el país que Instagram y Candy Crush.

Algunos economistas consideran que el acuerdo de precios no disminuirá la inflación, solo protege por tres meses la canasta básica para paliar el impacto en las familias de menos recursos.

En los próximos días el gobierno presentará los resultados de la inflación de enero con una nueva metodología, que se vio afectada por los aumentos en los combustibles, peajes y transporte público, además de  los incrementos de precios posteriores a la devaluación.