(CNN Español) - En Oklahoma, EE.UU., se investiga a tres policías que tuvieron que ver con la detención de un hombre que luego murió.

La esposa vio cómo el hombre perdía la vida, inmovilizado por la policía tras un altercado. La mujer, desesperada, captó todo con su teléfono.

Todo empezó cuando Luis Rodríguez fue sometido por la policía con gas pimienta tras una llamada de emergencia por un presunto caso de violencia doméstica el 15 de febrero.

Aparentemente la esposa, Nair, golpeó a la hija y el hombre se enojó. La policía dijo que Rodríguez no entregó su identificación cuando los oficiales se lo pidieron.

Nair Rodríguez acusa a los oficiales de brutalidad. La policía dice que los oficiales siguieron el protocolo

Según la mujer, los oficiales golpearon a Luis Rodríguez, reportó la afiliada KFOR. Pero el jefe de la Policía de Moore, Jerry Stillings, dijo que las acciones fueron "razonables".

"¡Luis! ¡Luis!", gritó la mujer con desespero, pero su esposo no respondió ni se movió.

"Por favor que alguien me diga si está vivo", imploró. "No se está moviendo".

Los oficiales, que aparecen calmados, le piden que espere a que el hombre sea sometido. Luego uno de ellos le dice que llamaron a una ambulancia.

Nair Rodríguez afirmó que fue ella quien golpeó a su hija, de 19 años, y señaló que no entiende por qué atacaron a su marido.

Se espera el resultado de una autopsia para conocer la causa de la muerte. Además, las autoridades revisarán las imágenes de una cámara de seguridad en el estacionamiento para conocer los hechos antes de la grabación de la mujer.