Parlamento de Crimea aprueba separarse de Ucrania y unirse a Rusia

Por Laura Smith-Spark y Michael Holmes

(CNN) — Los legisladores de la región de Crimea, en el sur de Ucrania, votaron este jueves a favor de ceder su territorio a Rusia, país que ya cuenta con el control de facto de esa península ubicada en el Mar Negro.

El Parlamento de Crimea también votó a favor de celebrar un referéndum sobre el cambio en un plazo de 10 días. Los residentes de Crimea tendrán que hacer una simple elección: mantenerse como ucranianos o unirse a los rusos.

No está claro con qué facilidad la región podría escindirse si el referéndum es aprobado, pero el primer ministro interino de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, dijo que la Constitución ucraniana no permite esta medida, a la que calificó como "ilegítima".

"Crimea fue, es y seguirá siendo una parte integral de Ucrania", dijo el primer ministro en una conferencia de prensa en la que instó a Rusia a no apoyar al "ilegítimo autonombrado gobierno de Crimea".

La comunidad autónoma tiene una población de etnia rusa del 60%, después de haber sido parte de Rusia hasta que fue cedida a Ucrania en 1954 por el líder soviético Nikita Khrushchev.

Pero no todo el mundo puede estar tan entusiasta de ser objeto de la influencia directa de Moscú. Una cuarta parte de la población de la península es ucraniana y alrededor del 12% tártaros de Crimea, un grupo predominantemente musulmán oprimido bajo el exlíder soviético Josef Stalin.

El Parlamento de Crimea instaló un nuevo gobierno pro-Moscú a finales del mes pasado, luego de que hombres armados simpatizantes de Rusia tomaron el control del edificio gubernamental. Se había dicho que el referéndum se celebraría a finales del mes por una mayor autonomía de Crimea.

La nueva pregunta del referendo será: ¿Quieres una república autónoma de Crimea en la Federación Rusa, o quieres una república autónoma de Crimea en Ucrania?

Las autoridades ucranianas y los diplomáticos occidentales acusan a Rusia de enviar miles de tropas a la región en los últimos días, una afirmación que Rusia ha negado, sosteniendo al mismo tiempo que tiene derecho de usar la fuerza militar en ese país si es necesario para proteger a la etnia rusa.

Rusia dice que los soldados fuertemente armados, con uniformes sin insignias, que bloqueaban sitios militares ucranianos son las fuerzas locales de "autodefensa".

En la capital de la región, Simferopol, los residentes se han manifestado esta semana en contra del gobierno interino en Kiev, además de que expresaron cantos a favor del presidente ruso, Vladimir Putin.

"Situación peligrosa y dramática”

Las maniobras diplomáticas para tratar de poner fin a la crisis están en marcha. Los líderes de la Unión Europea se reunieron en Bruselas, Bélgica para discutir posibles sanciones económicas y diplomáticas contra Rusia.

El primer ministro de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, pidió a Rusia antes de las conversaciones detener las tensiones en su país, diciendo que Moscú debería adoptar una solución política a la crisis.

Hablando junto a Martin Schulz, presidente del Parlamento de la Unión Europea, acusó a Rusia de nuevas "provocaciones" en Crimea e instó a Moscú a retirar sus fuerzas.

Schulz dijo que los reportes no verificados habían llegado sólo unos momentos antes de que hablaran, con señalamientos de que los soldados rusos estaban provocando a los soldados ucranianos y sus familias.

"Hay que tener en cuenta que hay una situación de tensión real, peligrosa y dramática", dijo.

Al mismo tiempo, Schulz prometió que Europa se pondrá de pie para respaldar al nuevo gobierno en Kiev y para favorecer un futuro pacífico y democrático de Ucrania.

"Estamos detrás de usted y su gobierno, y lo apoyamos con todos nuestros medios", dijo.

Es un conflicto de Europa: Yatsenyuk

Yatsenyuk dijo que estaba en manos de Rusia el encontrar una salida a la crisis. "Rusia es, como siempre, renuente y tratará de aumentar la tensión como lo hicieron hace un par de horas. Ellos reanudaron el bloqueo de las fuerzas navales de Ucrania", dijo.

"Así que todavía están provocando enfrentamientos y tensión, e instamos al presidente de Rusia y el gobierno de Rusia a retirar inmediatamente sus fuerzas y adherirse a un acuerdo internacional que fue firmado entre Ucrania y Rusia."

Yatsenyuk dijo en repetidas ocasiones que la crisis se extendió más allá de las fronteras de su país, que se encuentra en medio del suroeste de Rusia y Europa.

"Este no es conflicto entre Rusia y Ucrania. Este es conflicto en Europa", dijo.

Buque de guerra hundido

Las tensiones siguen siendo altas alrededor de las bases militares en Crimea, y existe la preocupación de que la violencia puede estallar con los ánimos encendidos.

El Ministerio de Defensa de Ucrania dijo que fuerzas rusas no identificadas habían hundido un viejo buque de guerra para bloquear barcos ucranianos en un puerto, hecho ocurrido en la noche del miércoles.

El barco, llamado Ochaka, está bloqueando la entrada al Lago Donuzlav, atrapando hasta siete buques de guerra de Ucrania en la entrada, Vladislav Seleznev, dijo el jefe del centro de prensa del Ministerio de Defensa ucraniano a CNN.

Diálogos en marcha

El canciller ruso Sergey Lavrov criticó anteriormente las acciones de la OTAN y un bloque regional de seguridad, en medio de la disputa diplomática sobre cómo poner fin a la disputa en Crimea.

Lavrov dijo que la OTAN y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa "no están ayudando a crear un clima de diálogo y cooperación constructiva" con respecto a Ucrania.

Lavrov se reunió en París el miércoles con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y los ministros de Asuntos Exteriores europeos.

Kerry dijo que todas las partes habían acordado "que es importante tratar de resolver estos problemas a través del diálogo".

Mientras, la OTAN advirtió que estaba revisando sus relaciones con Rusia y la suspensión de varias tareas comunes.

Michael Holmes, Laura Smith-Spark, Mateo Chance, Tim Schwarz, Yon Pomrenze y Catherine E. Shoichet colaboraron en este reporte