Por Susanna Capelouto y Janet DiGiacomo

(CNN) – Una avioneta Cessna chocó contra un paracaídas en un pequeño aeropuerto en el condado Polk, Florida, el sábado.

La aeronave cayó de nariz y el paracaidista fue arrojado al suelo.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Ni el piloto ni el paracaidista resultaron gravemente heridos tras caer aproximadamente 22 metros, según la oficina del sheriff del condado.

Sharon Trembley, de 87 años, estaba realizando una maniobra llamada "touch and goes" con el Cessna, que consiste en que el avión toca el suelo y asciende de nuevo. El Departamento del Sheriff del condado Polk inicialmente identificó al piloto como Shannon Trembley.

En su tercer ascenso, un ala se enredó con las cuerdas del paracaídas en el que descendía John Frost, de 49 años, dijeron las autoridades.

Ambos hombres fueron llevados al hospital. Frost fue tratado y dado de alta y Trembley permaneció en observación en la noche del sábado.

Funcionarios de la Junta de Seguridad del Transporte y de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos fueron notificados y acudieron al lugar.