Lo que sabemos y no sabemos del vuelo 370 de Malaysia Airlines
10 marzo 2014
02:03 PM ET

Lo que sabemos y no sabemos del vuelo 370 de Malaysia Airlines

Por Jethro Mullen

(CNN) — Hace tres días, un jet de pasajeros malasio con 239 personas a bordo desapareció en los cielos del sureste asiático.

Este lunes, parece que los investigadores aún están lejos de poder explicar cómo es que un avión grande pudo desaparecer en el aire.

En el mar continúa una amplia búsqueda en la que participan barcos y aviones de varios países. Los familiares de los pasajeros soportan la dolorosa espera. Las autoridades les advirtieron que se prepararan para lo peor y abundan las teorías sobre lo que posiblemente ocurrió.

Sin embargo, mientras se da a conocer información más clara te ofrecemos un resumen de lo que sabemos y lo que ignoramos sobre el vuelo 370 de Malaysia Airlines.

El curso del vuelo

Lo que sabemos: El Boeing 777-200 despegó de Kuala Lumpur, la capital de Malasia, a las 00:41 del sábado, hora local. Su llegada a Beijing estaba programada para las 6:30 de la mañana de ese mismo día tras un viaje de 3,700 kilómetros. Sin embargo, alrededor de la 1:30 de la madrugada, los controladores de tráfico aéreo de Subang, a las afueras de Kuala Lumpur, perdieron contacto con el avión mientras volaba sobre el mar, entre Malasia y Vietnam.

Lo que desconocemos: Qué ocurrió después. Los pilotos no indicaron a la torre que tal vez hubiera un problema y no se emitió ninguna señal de auxilio. Las autoridades militares malasias señalan que la información del radar indica que el avión tal vez cambió de rumbo y regresó a Kuala Lumpur antes de desaparecer. Sin embargo, los pilotos no informaron a control de tráfico aéreo que lo harían. Hasta ahora no sabemos por qué el avión podría haber regresado.

Los pasajeros

Lo que sabemos: Había 239 personas a bordo: 227 pasajeros y 12 tripulantes. Cinco de los pasajeros tenían menos de cinco años. Entre los pasajeros había pintores y calígrafos respetados, además de empleados de una empresa estadounidense de semiconductores.

Según la aerolínea, había pasajeros de más de una docena de países de la región Asia-Pacífico, Europa y América del Norte. La mayor proporción era de pasajeros de China o Taiwán (154) y de Malasia (38). En el avión iban tres ciudadanos estadounidenses. Cinco pasajeros no abordaron al avión. Sus maletas no estaban a bordo cuando el avión desapareció, según las autoridades.

Lo que desconocemos: La verdadera identidad de algunos de los pasajeros. Dos de las personas que abordaron el avión llevaban los pasaportes robados de un ciudadano italiano y uno austriaco, según las autoridades, quienes señalan que investigan la posibilidad de que otros pasajeros viajaran con pasaportes falsos.

El misterio de los pasaportes

Lo que sabemos: Según los registros, los boletos de las dos personas que llevaban los pasaportes robados se compraron el jueves en Tailandia. Ambos boletos eran sencillos y el itinerario continuaba de Beijing a Amsterdam. El destino final en uno de los boletos era Frankfurt y Copenhague en el otro. Los verdaderos dueños de los pasaportes no se encontraban a bordo del avión desaparecido, según las autoridades. Les robaron los pasaportes a ambos en Tailandia: robaron el del austriaco el año pasado y el del italiano en 2012.

Lo que desconocemos: Quiénes son las personas que usaron los pasaportes robados y si tienen relación con la desaparición del avión. La agencia noticiosa nacional de Malasia citó al ministro de Asuntos Nacionales, Ahmad Zahid Hamidi, quien dijo que las dos personas que usaron los pasaportes "parecían asiáticos". Sin embargo, hasta ahora las autoridades han declinado dar más detalles sobre la investigación de su identidad.

Los pasaportes robados han despertado los temores de que haya algo turbio tras la desaparición del avión. Las autoridades señalan que en este punto no descartarán ninguna posibilidad, incluso un secuestro, pero que no han encontrado ninguna relación con el terrorismo. Otra explicación posible para los pasaportes robados es que unos inmigrantes ilegales los usaran para tratar de entrar a Europa. Ha habido casos de inmigrantes ilegales que usan pasaportes falsos para tratar de entrar en los países de Occidente. Además, se sabe que el sureste asiático es un mercado popular para los pasaportes robados.

La revisión de seguridad

Lo que sabemos: La Interpol señala que los pasaportes robados estaban en su base de datos, pero no se hizo verificación alguna cuando se ingresaron en la base de datos y a la partida del avión desaparecido. El secretario general de la Interpol, Ronald K. Noble dijo que "claramente es muy preocupante" que los pasajeros pudieran abordar un vuelo internacional con pasaportes que se encontraban en la base de datos de la agencia.

Lo que desconocemos: Si los pasaportes se habían usado anteriormente para viajar. La Interpol señala que como nunca se verificaron los documentos robados, no son "capaces de determinar en cuántas ocasiones más se usaron estos pasaportes para abordar vuelos o cruzar fronteras". Las autoridades malasias investigan el procedimiento de seguridad que permitió que los pasajeros abordaran el vuelo, pero insisten en que el aeropuerto de Kuala Lumpur, de donde partió el avión, cumple con los estándares internacionales.

La tripulación

Lo que sabemos: Todos los tripulantes que iban a bordo eran malasios. El capitán del avión desaparecido es Zaharie Ahmad Shah, de 53 años y 18,365 horas de vuelo. Entró a Malaysia Airlines en 1981. El primer oficial, Fariq Ab Hamid, tiene 2,763 horas de vuelo. Hamid, de 27 años, entró a la aerolínea en 2007. Había volado otro jet y cambió al Boeing 777-200 tras haber terminado la capacitación en un simulador de vuelo.

Lo que desconocemos: Qué pasó en la cabina de vuelo cuando el avión perdió contacto con los controladores de tráfico aéreo. Cuando desapareció, el avión de pasajeros iba en la que se considera la parte más segura de un vuelo: la fase de crucero. Se reportó que las condiciones del clima eran buenas. Los expertos en aviación señalan que es particularmente desconcertante que los pilotos no reportaran cualquier clase de problema antes de perder el contacto.

La búsqueda

Lo que sabemos: 34 aviones, 40 barcos y escuadrones de búsqueda de 10 países peinan una gran sección del mar de China del Sur, cerca de donde se detectó el avión por última vez. Los restos que se han encontrado en la zona no pertenecen al avión, dijo este lunes el director general del departamento de Aviación Civil de Malasia, Azharuddin Abdul Rahman. Se está analizando el aceite que se encontró en la zona para determinar si proviene del avión.

Lo que desconocemos: Si la búsqueda se está centrando en el lugar correcto. Las autoridades empezaron a concentrarse en una franja de mar alrededor de la entrada del golfo de Tailandia, en la otra costa de la península de Malasia y hacia el norte en el mar de Andamán, que forma parte del océano Índico. Conforme pasa el tiempo, las corrientes oceánicas moverán objetos y complicarán la tarea de los investigadores.

La causa

Lo que sabemos: Francamente, nada. "Para que la aeronave haya desaparecido así nada más… en lo que a nosotros concierne, estamos igualmente desconcertados", dijo Rahman el lunes. Se considera que el modelo de la aeronave en cuestión, Boeing 777-200, tiene un excelente historial de seguridad.

Lo que desconocemos: Hasta que los escuadrones de búsqueda encuentren el avión y sus grabadoras de voz y de datos, será extremadamente difícil descubrir lo que ocurrió. El analista de seguridad nacional de CNN, Peter Bergen, dice que el rango de razones posibles de la desaparición podrían dividirse en tres categorías principales: falla mecánica, actos del piloto o terrorismo. Pero hasta que haya más información disponible, todo lo que tenemos son teorías.

Los precedentes

Lo que sabemos: Es raro que una aeronave comercial grande desaparezca en pleno vuelo. Pero ha habido precedentes. En junio de 2009, el vuelo 447 de Air France viajaba de Río de Janeiro a París cuando cesaron repentinamente las comunicaciones del Airbus A330, otra aeronave sofisticada con 228 personas a bordo. Fue necesario hacer cuatro búsquedas a lo largo de casi dos años para localizar gran parte de los restos del vuelo 447 y la mayoría de los cadáveres en un gran macizo montañoso bajo las aguas del océano Atlántico. Tomó aún más tiempo establecer la causa del desastre.

Lo que desconocemos: Si la verdadera suerte del avión perdido de Malaysia Airlines se parece en algo al del vuelo de Air France. Los investigadores atribuyeron el accidente del vuelo 447 a una serie de errores de los pilotos y a la falta de una reacción eficaz a unos problemas técnicos. Si no hay sobrevivientes del vuelo de Malaysian, será el desastre aéreo más letal desde el 12 de noviembre de 2001, cuando el vuelo 587 de American Airlines se estrelló en un vecindario de Nueva York; murieron 260 personas que iban a bordo y cinco más en tierra.

Steven Jiang contribuyó con este reportaje.


Secciones: Accidentes • Aviación • Malasia • Mundo