Por AJ Willingham, HLN

(HLN) - Esta historia representa todo lo bueno que puede haber en internet y las redes sociales. Zach Belden, un adolescente de Louisville, Kentucky, quiso hacer algo especial por su abuela, quien padece de cáncer.

Pensó en las formas en que pudiera preservar sus recuerdos de ella para siempre y se decidió por algo poco ortodoxo: una cuenta de Instagram.

Más de 6.500 seguidores después, "Grandma Betty" es toda una sensación. Sus adorables fotos y videos han atraído seguidores de todas partes del mundo. Hay imágenes de ella con su perro, bailando al ritmo de la canción “Happy” de Pharrell e incluso fotos #tbt de hace varias décadas.

La familia de la abuelita Betty dice que es genial para ella ver lo que gente nueva mira en su cuenta cada día, y dicen que está asimilando muy bien su relativa fama.

“Quizá aprendan algo de mí”, le dijo a WDRB. “He estado aquí por 80 años, quizá aprendan algo bueno de mí”.

Aquí recopilamos algo de lo más destacado de su cuenta: