Por Saeed Ahmed

(CNN) - La Corte Internacional de Justicia de la ONU dictaminó este lunes que Japón ya no puede continuar su cacería anual de ballenas, rechazando el argumento del país de que era con fines científicos.

"Japón debe revocar la autorización existente, permiso o licencia concedida en relación con JARPA II, y abstenerse de otorgar permisos adicionales para la consecución de ese programa", dijo el tribunal, en referencia al programa de investigación.

La Corte Internacional de Justicia es el órgano judicial principal de las Naciones Unidas.

La flota de Japón realiza una caza anual de ballenas a pesar de una moratoria mundial, aprovechando una laguna en la ley que permite la matanza de los mamíferos para la investigación científica. La carne de ballena es comúnmente disponibles para el consumo en Japón.

Cada año, los grupos ecologistas como Sea Shepherd persiguen a los cazadores japoneses en un intento de interrumpir la matanza. Las confrontaciones han provocado la colisión de buques y la detención de activistas.

El gobierno australiano impugnó el programa ballenero japonés en la Corte Internacional de Justicia, que condujo al fallo de este lunes .