Por Jonathan Anker

(HLN) — Cualquier esperanza que quede de que alguna vez averigüemos lo que le sucedió al vuelo 370 de Malaysia Airlines depende en gran parte de las posibilidades de que la grabadora de datos del vuelo de avión, o "caja negra", sea recuperada.

Se trata de una tarea que ya es inmensamente difícil debido a la supuesta ubicación de la grabadora en lo profundo del Océano Índico y a las brutales condiciones naturales que la rodean; ahora, solo queda aproximadamente una semana para localizarla antes de que los "pings" de las balizas de la grabadora se silencien cuando la batería de treinta días se agote.

Sabemos que muchos misterios de la aviación al final quedan resueltos, al menos parcialmente, por la información contenida dentro de una caja negra. ¿Pero cuánto sabemos sobre las cajas en sí?

1. Las "cajas negras" son de color naranja. Al principio, las grabadoras de los datos de vuelo eran, de hecho, negras. Pero hubo un cambio de color para que pudieran ser descubiertas más fácilmente entre los restos de un avión.

2. Las "cajas negras" no son cajas. Las grabadoras de los datos de vuelo más comunes son cilíndricas y se colocan encima de un bastidor en forma de L. Esas unidades contienen la información de la posición y velocidad del avión, entre otros datos, y la grabadora de voz de la cabina de mando. La unidad completa tiene un pie y medio de longitud (45,7 cm) y a menudo está ubicada en la cola del avión, el mejor lugar para resistir un fuerte impacto.

3. "Las cajas negras" graban dos horas de audio. Mientras el audio de la cabina de mando se graba durante todo el vuelo, continuamente graba sobre sí mismo solo las dos horas más recientes de audio. En la mayoría de accidentes, eso es suficiente para escuchar lo que estaba pasando cuando el vuelo se vio en problemas. Sin embargo, debido a que se supone que la emergencia a bordo del vuelo 370 ocurrió muchas horas antes de que se estrellase, ese audio -incluso si se recupera- probablemente no será útil.

4. Las baterías de la baliza de la "caja negra" duran al menos 30 días. Éste es el lapso de tiempo durante el cual la pequeña baliza ubicada en la parte delantera de las grabadoras envía un continuo "ping" que puede ser detectado por el sónar. Las temperaturas del agua y otros factores ambientales podrían extender la vida de la grabadora del vuelo 370 unos cuantos días más. Ellas están diseñadas para funcionar en agua a 20.000 pies de profundidad (6.096 m). El Océano Índico tiene una profundidad promedio de 13.000 pies (3.962 m).

5. Las "cajas negras" pueden ser encontradas después de que la radiobaliza queda en silencio. La que iba a bordo del vuelo 447 de Air France fue encontrada más de dos años después del accidente, por navíos no tripulados que dirigieron todos sus esfuerzos a la ubicación después de que una nueva capa de restos fuera descubierta.